El Ayuntamiento prohibirá que las bicis y patinetes circulen por las aceras y calles peatonales

Un joven en patinete por el carril bici | ÁLEX GALLEGOS

El Ayuntamiento de Córdoba tiene ya el borrador de la ordenanza que tiene que regular el tráfico en la ciudad y que viene a sustituir a la actual, muy antigua y caducada. Este martes, el teniente de alcalde de Seguridad y Movilidad, Miguel Ángel Torrico, ha presentado un texto y un decálogo que regula los usos de los nuevos vehículos de movilidad. La ordenanza está enfocada principalmente hacia el peatón, al que se le da absoluta prioridad de tránsito, y se inspira en la que ya está en vigor en Sevilla y casi lista en Málaga y Valencia.

La principal novedad es que se prohibirá la circulación de bicicletas y patinetes tanto por las aceras como por las calles peatonales. También su cruce por pasos de peatones. Para hacerlo, sus usuarios deberán bajar del vehículo y cruzar andando por esta zona. Torrico no ha adelantado el anexo de sanciones económicas previsto, ya que aún no está listo. Además, los patinetes y vehículos de movilidad personal no podrán circular por ningún punto de la ciudad a una velocidad superior a los 25 kilómetros por hora.

El casco no será obligatorio ni tampoco disponer de un seguro. Los menores de 15 años sí que están obligados a llevar protección. La ordenanza también prohibirá que se puedan aparcar bicicletas o patinetes en árboles o zonas no reguladas. El Ayuntamiento estará obligado a construir aparcamientos para estos vehículos, ya que la ordenanza exime de aparcamiento a estos vehículos si no hay una alternativa a menos de 100 metros de distancia.

La ordenanza establece también diferentes tipos de calles y velocidades por vehículo. Así, no se podrá ir a más de 50 kilómetros por hora en las vías de al menos dos carriles por sentido. A 30 por hora serán las actuales ciclocalles, pero se reduce la velocidad a 20 kilómetros por hora a las consideradas como vías residenciales y de plataforma única. Es decir, a 30 kilómetros por hora estará limitada la velocidad en aquellas calles con dos carriles, uno por sentido, o de un solo carril. Las que sean de plataforma única (prácticamente todo el casco histórico) no podrán tener una velocidad superior a los 20 kilómetros por hora. Y además se fija un límite de diez kilómetros por hora en aquellas vías eminentemente peatonales pero en la que pueden acceder vehículos, a cocheras o servicios.

Por otra parte, la ordenanza establece la creación de una mesa de la movilidad, que quedó pendiente en el mandato anterior, y regula también otro tipo de vehículos como coches de caballos, coches fúnebres o autoescuelas.

En cuanto a los vehículos VTC, no se regula su paso por las zonas Acire, ya que el Ayuntamiento está obligado a cumplir la sentencia que se lo permite. Eso sí, estos conductores tienen prohibido circular por carriles bus o taxi en la ciudad.

El equipo de gobierno inicia ahora el proceso de diálogo con los grupos municipales y con todos los sectores implicados, desde taxistas a asociaciones ciclistas y de transporte público, entre muchos otros. El objetivo es que el anteproyecto pueda estar listo a finales de este año para que la ordenanza entre en vigor en los primeros meses del año 2021. Será entonces cuando se conozca el importe de las sanciones previsto para aquellos que no cumplan con esta norma municipal.

22.000€.

Etiquetas
stats