El Ayuntamiento negocia con los sindicatos cómo recortar los salarios

.
El Consistorio comienza a dialogar con los representantes de los trabajadores en la Gerencia Municipal de Urbanismo y en el Instituto Municipal de Deportes

Aunque el equipo de gobierno del Ayuntamiento ya tiene trazada su hoja de ruta, se ha fijado toda esta semana para sentarse a negociar con los sindicatos con representación municipal cómo recortar los salarios de los trabajadores para poder cuadrar el presupuesto del año 2014. Ayer, el equipo de gobierno volvió a citar a los portavoces de los tres grupos de la oposición municipal (Juan Miguel Alburquerque, por UCOR; Francisco Tejada, por IU; y Juan Pablo Durán, por el PSOE) para comentarle los avances respecto a lo expuesto la pasada semana (una reducción salarial media de un 5% entre los trabajadores municipales). Y los avances son pocos: que el equipo de gobierno ya se ha visto con los sindicatos una vez y que esta semana volverán a hacerlo muchas más para negociar caso por caso cada una de las situaciones laborales en el Consistorio.

Y caso por caso significa que lo negociable está, principalmente, en el recorte salarial previsto en la Gerencia Municipal de Urbanismo (hoy mismo están citados allí los sindicatos) y el Instituto Municipal de Deportes. En el primer caso, la propuesta municipal pasa por un recorte salarial del 15%. En el segundo, del 12,5%. El equipo de gobierno, con el alcalde, José Antonio Nieto encabezando estas reuniones, ha vuelto a emplazar a la oposición a una nueva cita el próximo viernes en el caso de que hayan avanzado las negociaciones con los sindicatos.

Nieto ya ha avanzado que quiere evitar a cualquier costa despidos. De hecho, ha dado marcha atrás en el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que se había planteado en el Instituto Municipal de Deportes, y que afectaba a 20 trabajadores, y también ha planteado que los seis trabajadores que todavía siguen perteneciendo a la empresa municipal de suelo Procórdoba no sean despedidos, como estaba previsto, sino que pasen a formar parte de la plantilla de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU). Pero para poder hacer todo eso y cuadrar los presupuestos toca que todos los trabajadores del Ayuntamiento (excepto los de Sadeco y Aucorsa) se bajen el sueldo.

La media aritmética de reducción salarial es del 5%. Sin embargo, el recorte salarial no les afectará a todos por igual. De esta manera, los trabajadores que más sufrirán el “ajuste” serán los que pertenecen a las empresas u organismos autónomos con más problemas financieros. Así, la propuesta del equipo de gobierno pasa por una reducción salarial del 15% de media en la plantilla de la Gerencia Municipal de Urbanismo, que es el organismo que más tiene que hacer para corregir su déficit en el próximo ejercicio. Además, la Gerencia asumirá a los seis trabajadores de Procórdoba, una empresa que se tendrá que disolver en 2014 sí o sí.

El Instituto Municipal de Deportes sufre también grandes problemas presupuestarios después de que los tribunales declararan nulos una veintena de despidos llevados a cabo en 2012. El IMD tiene que asumir un sobrecoste de 700.000 euros por esos despidos anulados y ahora no tiene dinero para llevar a cabo otro Expediente de Regulación de Empleo que había incluso llegado a aprobar el consejo de administración de este organismo. Para ello, el Ayuntamiento descarta seguir adelante con el ERE (llevaría un sobrecoste) pero fía el recorte presupuestario a una bajada salarial de un 12,5% de media entre su plantilla.

El equipo de gobierno traslada la bajada salarial también a la totalidad de la plantilla municipal excepto los empleados de Sadeco y Aucorsa, al considerar que sus trabajadores ya han sufrido severos recortes y ampliaciones de jornada laboral en la aprobación de sus últimos convenios colectivos. El recorte salarial, sin embargo, será mucho menor entre el resto de los empleados. Así, se plantea que los sueldos se reducirán entre un 0,8 y un 0,9% entre los trabajadores de la sede central del Ayuntamiento, los empleados de Emacsa (la única empresa municipal con beneficios), Vimcorsa, el Ingema (Jardín Botánico y Parque Zoológico), el Instituto Municipal de Artes Escénicas (Cultura y el Gran Teatro) y en el Área de Seguridad (Policía Local y Bomberos).

Es precisamente en el Área de Seguridad donde más problemas espera encontrar el equipo de gobierno. Tanto a bomberos como a agentes de la Policía Local se les ha incrementado la jornada laboral en los últimos dos años. De hecho, fueron muy sonadas las protestas que protagonizaron al principio del mandato, cuando se concentraban todos los viernes en las puertas de Capitulares por la reorganización que se impuso a la plantilla, el aumento de jornada y los recortes salariales. Según ha podido saber este periódico, el equipo de gobierno mantiene sus reticencias a la hora de aplicar la bajada salarial también a estos trabajadores, aunque finalmente se ha inclinado por hacerlo, debido a los serios problemas que está teniendo a la hora de cuadrar el presupuesto del año que viene.

EL IMDEEC SIGUE EN EL AIRE

Sin embargo, en las reuniones que ha mantenido el alcalde con la oposición y los sindicatos no han trascendido las intenciones del equipo de gobierno con el Instituto Municipal de Desarrollo Económico (Imdeec). En principio, el Ayuntamiento no cuenta ni con readmitir a los cinco trabajadores a los que despidió ni tampoco con garantizar que el Imdeec no va a desaparecer, como así plantea el propio plan de ajuste.

En cuanto a Cecosam, parece no haber marcha atrás en la propuesta municipal de privatizar temporalmente la mayor parte de la empresa. El presidente de Cecosam, Rafael Navas, ya avanzó que está apunto de salir a licitación el contrato para que una empresa privada se haga cargo por un plazo de cuatro años de los cementerios de Córdoba. De hecho, en los presupuestos de la compañía aprobados para el año 2014 no se prevé una cantidad de dinero suficiente en el capítulo de personal como para hacer frente a las nóminas de su medio centenar de trabajadores.

Etiquetas
stats