El Ayuntamiento inicia trámites para reclamar una ermita

El exobispo Asenjo y la exalcaldesa Rosa Aguilar, en la visita a una restaurada ermita de los Mártires | MADERO CUBERO
La Junta de Gobierno Local aprueba el informe de la asesoría jurídica que considera que el edificio inmatriculado por el Obispado, la ermita de los Santos Mártires, es de titularidad municipal

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Córdoba aprobó ayer el inicio de los trámites administrativos y judiciales, si fueran necesarios, para reclamar la titularidad de la ermita de los Santos Mártires, inmatriculada por el Obispado de Córdoba. El Consistorio le ha dado el visto bueno al informe de la asesoría jurídica municipal que considera que existen “antecedentes documentales” que demostrarían que el inmueble es de titularidad pública y no de la Diócesis.

Ahora, el Ayuntamiento publicará su decisión en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y se dará un plazo de 20 días para que cualquier afectado pueda presentar alegaciones. Posteriormente, iniciará los trámites. En primer lugar serán administrativos. Se intentará negociar con el Obispado y se acudirá al Registro de la Propiedad. En caso de que todo siga igual, interpondrá el correspondiente recurso por la vía civil en los juzgados contra la inscripción registral.

Según consta en la nota simple a la que ha tenido acceso este periódico, la ermita fue inmatriculada en el año 2005 gracias a la reforma de la Ley Hipotecaria y al amparo del artículo 206 que permitió registrar también a nombre de la Iglesia la Mezquita Catedral de Córdoba. La Diócesis inmatriculó el edificio justo antes de que se sometiese a una profunda reforma, que pagó el Ayuntamiento. Así, se invirtieron cerca de 80.000 euros (que ejecutó la firma Ros Zapata) y que fueron financiados por el Plan de Excelencia Turística (de donde también salió dinero para arreglar el Triunfo de San Rafael de la Puerta del Puente).

No obstante, entonces el Ayuntamiento consideraba que el edificio pertenecía a la Diócesis de Córdoba, pese a lo que decía la Gerencia de Urbanismo en el recién aprobado plan especial del Casco Histórico, que no fue impugnado por la Iglesia. La ermita estuvo en obras hasta el año 2007, cuando fue reinaugurada en un acto en el que destacó la presencia de la alcaldesa, Rosa Aguilar (IU), junto al entonces obispo, Juan José Asenjo, hoy arzobispo de Sevilla.

Entonces, y según ha podido saber este periódico, se firmó un convenio entre el Ayuntamiento y el Obispado. La institución eclesiástica se comprometió al mantenimiento y la gestión de la ermita, y a abrirla al turismo al menos una vez a la semana. El Obispado también se comprometió con el Ayuntamiento a que habría misa todos los domingos a las 11.00 de la mañana.

La ermita fue construida entre 1880 y 1881 sobre los terrenos del antiguo convento de los Santos Mártires coincidiendo su ejecución con la ampliación del paseo de la Ribera desde el Molino de Martos hasta Campo Madre de Dios. Las obras se financiaron gracias al mecenazgo de una familia cordobesa, los condes de Torres Cabrera, según informó el Obispado en su día.

El lugar que hoy ocupa no es el que tenía cuando se construyó. La ermita fue trasladada en los años 60, cuando se construyó la carretera nacional a Madrid en el Paseo de la Ribera. Entonces, el Ayuntamiento financió también su restauración, siendo alcalde Antonio Guzmán.

En el interior del monumento se conserva un sarcófago paleocristiano de época de Constantino, fechado hacia el año 330-335. Realizado en mármol de Carrara, ha llegado incompleto ya que le falta el extremo izquierdo.

Etiquetas
stats