El Ayuntamiento activa un plan especial contra el calor y vigila a unas 3.000 personas

Una cordobesa se abanica ante un termómetro a 40 grados | MADERO CUBERO

Desde hace unos días, el Ayuntamiento de Córdoba mantiene activado un plan especial contra el calor y ha puesto bajo vigilancia, en colaboración con Cruz Roja y el Servicio Andaluz de Salud (SAS), a unas 3.000 personas consideradas en riesgo en toda la ciudad. Este viernes, el concejal de Servicios Sociales Rafael del Castillo (IU), ha asegurado que los "más vulnerables" a estas temperaturas extremas son "nuestros mayores, las personas sin hogar y las que están en riesgo de exclusión".

Así, el área de Servicios Sociales, a través de la ayuda a domicilio, atiende a unas 2.000 personas. Los técnicos prestan estas fechas especial atención a estas personas, con llamadas constantes, y a las que ofrecen que si viven en una casa sin aire acondicionado pueden ser trasladados en coche a un centro cívico climatizado.

Además, el Ayuntamiento también se coordina con el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y con Cruz Roja. Con ambos, se atiende a las personas que duermen en la calle y que están más expuestas a las altas temperaturas, y a las que están en riesgo de exclusión. También pueden ser trasladadas, si lo desean, a los centros cívicos climatizados para evitar una exposición más continuada a las temperaturas extremas.

Etiquetas
stats