Consigue ayudas para una vivienda tras sufrir un desahucio y acudir al Defensor

Protesta contra los desahucios en una imagen de archivo | MADERO CUBERO

Una orden de desahucio y en la calle. Así se veía un vecino del municipio cordobés de Lucena, pese a tener ingresos de una pensión que no fueron suficientes para salvar la situación a la que se veía abocado. Pese a solicitar una vivienda pública, en ese momento no había ninguna disponible y transmitió su situación al Defensor del Pueblo Andaluz. Poco después, el Ayuntamiento lucentino informaba de la tramitación de las ayudas necesarias y este vecino ha vuelto a tener una vivienda.

El caso lo ha dado por resuelto la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, que abrió un expediente con la queja transmitida por este vecino. “El compareciente exponía que lo habían desahuciado de su vivienda. Que contaba con unos ingresos estables procedentes de una pensión no contributiva de invalidez. Había solicitado vivienda pública, pero no se encontraban disponibles para adjudicación”, relatan desde la institución pública.

Por ello, el Defensor admitió a trámite la queja y requirió información del Ayuntamiento de Lucena, que remitió finalmente un informe en el que señala las ayudas que se habían tramitado para mejorar y “normalizar la situación habitacional” de esta persona tras el desahucio.

Así, tras diversas actuaciones por parte de los servicios sociales del consistorio lucentino, “se le concedió una ayuda económica para el alquiler de 300 euros, se le efectuaron numerosos trámites con la empresa municipal de la vivienda, así como trámites con una empresa que poseía viviendas con unas condiciones económicas adecuadas para el interesado”.

Por último, se le concedió una ayuda económica para la fianza del nuevo piso que pudo alquilar, además de asesoramiento y acompañamiento durante todo el proceso, por parte de los servicios sociales del ayuntamiento de Lucena.

Etiquetas
stats