Arrancan las obras que convertirán el quiosco abandonado del Bulevar en un punto de atención turística

Comienzan las obras en el quiosco del Bulevar | ÁLEX GALLEGOS

El Ayuntamiento de Córdoba ha presentado este martes el inicio de las obras del quiosco del Bulevar de Gran Capitán, abandonado durante décadas y que en tres meses se convertirá en un punto de información turística. La empresa adjudicataria ha sido Remake Diseño, la misma que remodeló el Cine Andalucía, y su objetivo será devolver este pequeño edificio a su aspecto original.

Adosada a la ermita de la Alegría, el concejal de Urbanismo -Salvador Fuentes- ha comentado que esta construcción fue un referente en 1925, cuando su primigenia función era servir como estanco. Su arquitecto fue Vicente Macho. Décadas después, los arquitectos Rosa Lara y Rafael Castejón, quienes contarán con la colaboración del también  profesional Alejandro Sánchez, pondrán en marcha una reforma integral de un edificio que cuenta con apenas 11 metros cuadrados.

A pesar de estas reducidas dimensiones, Castejón ha asegurado que el trabajo “será muy meticuloso y requerirá mucha dedicación”. Este quiosco es uno de los emblemas de cómo el urbanismo se empezó a desarrollar en Gran Capitán en los años 30. Posteriormente, ha explicado, “este edificio ha tenido varias remodelaciones”. Entre ellas, la del lateral adosado al convento, que fue ampliado para colocar un aseo. Aunque este quiosco no está incluido en el Plan General de Protección de Urbanismo sí ha sido necesario solicitar un informe de actuación a la Junta de Andalucía dada su proximidad a la ermita, bien que sí está protegido patrimonialmente.

Las actuaciones estarán divididas en un total de 11 fichas “en las que se calificará cada pieza que se va a restaurar”, ha explicado Castejón, quien ha hecho mención al estudio que ha realizado la restauradora de bienes culturales Pilar Vinós Checa para que las obras sigan el aspecto originario del edificio.

Abandono e inmatriculación

En la primavera de 2019, los bomberos se vieron obligados a acordonar el quiosco debido a los desprendimientos sufridos tras distintos temporales. Esta decisión se tomó después de que se produjese la caída de algunas tejas sobre la vía pública y con el objetivo de que los numerosos ciudadanos que pasean por la zona no se apoyaran sobre la fachada y estén en riesgo de sufrir daños.

El quiosco del Bulevar del Gran Capitán, cerrado desde hace años, ya fue objeto de estudio en el Ayuntamiento en mandatos anteriores para encargar su rehabilitación e incluso se encargó un proyecto de restauración. Entre los usos previstos a comienzos de la pasada década se barajó incluso la posibilidad de instalar un punto de información de la ansiada Capitalidad Cultural en el año 2016 que nunca llegó.

Además, capítulo aparte de la historia de este quiosco municipal fue su inmatriculación por parte de la Iglesia. Lo hizo a la vez que la iglesia de San Hipólito, que está gestionada por la Compañía de Jesús, y un año antes que la Mezquita-Catedral de Córdoba, bajo el mandato del obispo Juan José Asenjo. Todo ello obligó a iniciar un trámite administrativo muy complejo que finalizó hace unos años, cuando la Iglesia finalmente devolvió al Ayuntamiento el quiosco.

Etiquetas
stats