Aprendiendo a ser empresarios desde 'chiquititos'

Feria del Emprendimiento en el Vial Norte | MADERO CUBERO

Más de 600 alumnos ya saben lo que se siente al ser un empresario creativo. A través de 21 miniempresas, estudiantes de 20 colegios de la provincia celebran la llamada Feria del Emprendimiento, un lugar en el que los pequeños alumnos exponen, venden y compran sus creaciones; una forma de orientar la educación hacia la creación de empresas.

Con una asistencia mucho menor que en ediciones anteriores, la Feria del Emprendimiento se ha celebrado este año en octubre, cuando normalmente lo hace en primavera. Esto ha provocado el malestar de muchos colegios. Incluso había grupos de niños repartiendo octavillas en el Vial Norte reclamando su regreso a mayo. “Hay muchos colegios que están empezando con sus miniempresas y todavía no han tenido tiempo de crear nada”, se quejaban.

En ediciones anteriores en el Vial Norte había más de 50 empresas y hasta 2.000 alumnos. En esta ocasión la asistencia se ha reducido en dos tercios. No obstante, en la muestra se podía comprobar la inventiva de muchos de estos pequeños, que con poco han creado mucho. Así, vendían desde jabón fabricado por ellos mismos hasta libretas de todo tipo y hasta pequeños huertos urbanos.

Estas Ferias son el colofón final del programa Mini-empresas Educativas, a través del que los estudiantes aprenden, de un modo práctico, a crear un proyecto empresarial desde sus cimientos, contando con el apoyo de los docentes y del personal técnico de Andalucía Emprende.

Aprender a emprender de forma práctica

Con una metodología eminentemente práctica, aunque acompañada también por formación teórica en materia empresarial, las acciones contempladas en el programa Mini-empresas Educativas inciden en aspectos vinculados con la imaginación, la creatividad, la responsabilidad, la organización, la identificación de ideas, la toma de decisiones, la comunicación y el trabajo en equipo, permitiendo que los más jóvenes aprendan, desde el principio, a materializar sus ideas en proyectos empresariales reales.

Así, constituyen ellos mismos los estatutos, deciden el nombre de la empresa, crean el logotipo, elaboran un catálogo de productos, realizan el plan de empresa, buscan financiación, gestionan pedidos, intercambian productos con otras mini-empresas de otras regiones y países y, finalmente, los ponen a la venta en estas Ferias de Emprendimiento, para posteriormente disolver sus empresas y repartir beneficios, destinando el 10% a una ONG. Así, aprenden a desarrollar sus habilidades emprendedoras y adquieren valores, hábitos y conductas autónomas y de trabajo en equipo.

Etiquetas
stats