Las AMPA de la pública piden que solo se evalúen los contenidos impartidos presencialmente

Aula de un colegio | ÁLVARO CARMONA

La Confederación andaluza de asociaciones de padres y madres del alumnado por la educación pública (Codapa) ha instado a la Consejería de Educación y Deporte a “dar instrucciones para que no sea evaluable la actividad desarrollada desde que se decretó el cierre de centros el pasado 13 de marzo” con motivo de la crisis del coronavirus Covid-19, de modo que “deberían evaluarse únicamente los contenidos impartidos presencialmente”.

En un comunicado, la Codapa argumenta esta petición porque, “en las actuales condiciones, el alumnado no tiene acceso a los contenidos curriculares en igualdad de condiciones”, y se muestra partidaria, en esta línea, de “no impartir nuevos contenidos mientras se prolongue el estado de alarma”.

Con esta petición, el colectivo de AMPA responde a la circular enviada el pasado 2 de abril por la Consejería de Educación y Deporte sobre los procesos de enseñanza-aprendizaje y de evaluación durante el confinamiento vinculado al estado de alarma, una enseñanza a distancia que la Codapa “valora y cree necesario mantener, pero que no debe añadir más presión a las familias”, según matiza.

En esa línea, la confederación de padres pide “garantizar la equidad del sistema educativo mientras se mantenga el cierre de aulas”, y aboga por “priorizar al alumnado y sus familias frente al desarrollo del currículo, que se podrá abordar de forma adaptada el próximo curso”.

“La disparidad de criterios para la evaluación que se están aplicando en los centros educativos crea agravios comparativos y diferencias graves entre el alumnado andaluz”, señala la Codapa, que remarca que no todos los hogares tienen acceso a Internet o suficientes dispositivos para la educación a distancia y el teletrabajo, a lo que se suman “diferencias económicas y socioculturales que obstaculizan, cuando no impiden directamente, que las familias puedan acompañar, apoyar o dedicar tiempo al estudio en casa del alumnado”.

El movimiento de AMPA avisa de “la presión y tensión a la que están sometidos estudiantes y familias en estos momentos, una situación excepcional que requiere principalmente mantener unas rutinas saludables física y emocionalmente, facilitando la convivencia en los hogares”, sostiene.

“No debemos dramatizar por los contenidos no impartidos en esta tercera evaluación, pues siempre nos quedará el curso que viene para abordar lo fundamental”, argumenta la presidenta de la Codapa, Leticia Vázquez.

En esa línea, la confederación plantea “la posibilidad de sustituir el programa de refuerzo estival anunciado en prensa por otro que se prolongue a lo largo del próximo curso dotado de los recursos económicos necesarios para llegar a todo el alumnado que lo requiera”.

Etiquetas
stats