¿Agua y vinagre para que no huela el pipí de los perros?

Una chica, con sus perros en el Paseo de la Victoria | TONI BLANCO

Una botella de agua y vinagre, y un dueño responsable. Esa es la solución a los malos olores generados por el pipí de los perros en la calle a los que la empresa municipal de residuos de Córdoba Sadeco está estudiando poner coto a partir del próximo mes de septiembre. Aún no está decidido, pero por la experiencia en otras ciudades los tiros irán por ahí.

En septiembre, Sadeco quiere llevar a cabo una importante campaña informativa para concienciar a los dueños que además de los excrementos también tienen que hacer algo para que el pipí de sus mascotas no ensucien la vía pública. En verano son especialmente molestos por los olores que generan. Y la solución parece sencilla: un chorreón de agua con vinagre que diluya el orín y, sobre todo, su olor.

Barcelona ya ha iniciado su propia campaña. En el distrito de Sant Andreu se repartirán botellas de agua con vinagre reciclables para cada uno de los dueños con perro censado a partir de septiembre, con el objetivo de que en las calles no haya pipís de perros. O que los que haya no huelan.

En el casco histórico de Córdoba, Sadeco ya ha iniciado una campaña con el objetivo de que los dueños conduzcan a sus mascotas a las alcantarillas para levantar la patita y expulsar su orín. Los últimos datos hablaban de un censo de 70.000 perros en la ciudad. Eso son 70.000 aparatos digestivos en funcionamiento y con necesidad de expulsar heces y también pipí, que se hacen siempre en la calle. Las heces, en la mayoría de las ocasiones, suelen ser recogidas por sus dueños. El pipí es más difícil y empieza a generar grandes molestias. Sadeco se ha puesto manos a la obra para intentar concienciar a la ciudadanía y evitar estos problemas principalmente de olores.

La empresa municipal ha puesto en marcha un proyecto piloto para concienciar a los dueños de los canes de dónde es mejor que sus mascotas hagan sus deposiciones líquidas. Ni fachadas, ni esquinas, ni portales: en los imbornales que recogen las aguas pluviales y que están repartidos por toda la ciudad. Ahora, además, agua con vinagre.

Etiquetas
stats