Adelante afirma que la Ley Celaá es una reforma “necesaria” tras el “estropicio segregador de Wert”

La parlamentaria Ana Naranjo.

La parlamentaria de Adelante Andalucía y portavoz de Educación de IU Andalucía, la cordobesa Ana Naranjo, ha afirmado este martes que la reforma de la Ley educativa prevista por el Gobierno de España, la llamada Ley Celaá, es “necesaria tras el estropicio del ministro Wert del PP, que hizo una reforma profundamente ideológica y conservadora”, con “el aumento de las horas de Religión y su equiparación al resto de asignaturas para el cómputo global de la nota”.

En este sentido y en un comunicado, Naranjo ha acusado al PP de “mentir deliberadamente” sobre el contenido de la reforma de la Ley, para “crear confusión y generar rechazo ante un proyecto legislativo que defiende postulados de sentido común y que pretende sentar las bases de un sistema educativo más justo”.

En concreto, supondrá “la derogación de la nefasta y controvertida Lomce del PP”, y con ello “la supresión de los itinerarios segregadores desde los 13 años y de las perversas reválidas, cuyo amplísimo rechazo social obligó al PP a posponerlas sine die”.

También conllevará, según ha señalado Naranjo, “la recuperación de toda la Educación Infantil como etapa educativa, desde los cero a los seis años, que deberá ir acompañada de una dotación presupuestaria suficiente para crear las plazas públicas necesarias, o la devolución de las competencias sustraídas a claustros y consejos escolares de los centros, que habían quedado profundamente devaluadas”. Para Naranjo, “acabar con estos y otros tantos aspectos regresivos de la Lomce es una necesidad imperiosa”.

Por todo ello, ha pedido al PP que abandone la “manipulación”, ya que “es la educación privada la que genera desigualdades entre el alumnado”, y “solo un sistema público fuerte es capaz de garantizar la igualdad de oportunidades desde la base de la sociedad, que está en la enseñanza”.

No obstante, ha afirmado que “no sorprende” la postura del PP, ya que “allá donde gobiernan, como es el caso de Andalucía, se han esforzado por debilitar a la educación pública en beneficio de negocios privados”, potenciando los conciertos educativos mientras “asfixian” a las plantillas de los centros públicos y “les niegan los recursos que le corresponden”.

Naranjo ha lamentado que “el PP demuestre un compromiso tan firme con la defensa de los intereses privados mientras no ha movido un dedo para defender a las familias andaluzas y a las plantillas de la escuela pública cuando pedían una vuelta al cole segura”.

Para la parlamentaria andaluza, “esto pone de manifiesto para quién gobierna la derecha”, a la que “se le llena la boca hablando de libertad cuando lo que en realidad defiende son los privilegios de los poderosos”, ya que “la libertad aplicada a la educación pasa por que todos los niños puedan acceder a una enseñanza de calidad partiendo de las mismas condiciones materiales, y eso solo lo garantiza la escuela pública”.

Además, según ha incidido Naranjo, es “irónico que el PP se aferre a la defensa de la libertad de elección de centro educativo mientras cierra unidades en centros públicos con demanda de plazas, como ha sucedido en colegios de Córdoba, como el Caballeros de Santiago o el Algafequi”. Para la derecha, “el derecho a escoger el colegio en el que estudiarán nuestros hijos solo se aplica para la educación privada”, ya que “no creen en los servicios públicos, como demuestran allá donde gobiernan”.

Mejoras de la Ley de Educación

Desde Adelante han insistido, además, en que la Ley Celaá plantea “reforzar la autonomía y democracia de los centros”, quedando claro que la reforma “deberá fijar unas ratios que garanticen una mejor calidad de la enseñanza, con un máximo de 20 alumnos” por ULA en enseñanzas obligatorias y de 25 en las no obligatorias.

Naranjo ha defendido además que en su formación trabajarán para que la nueva Ley de Educación “establezca explícitamente el carácter subsidiario de los conciertos educativos, de modo que las enseñanzas concertadas solo puedan mantenerse temporalmente cuando las necesidades de escolarización de una zona de referencia no puedan ser atendidas por la red pública”.

Frente a ello, desde el Gobierno andaluz de PP y Cs “se están dedicando a dopar a la educación privada con dinero de los andaluces”. Es el caso de los fondos que llegaron a Andalucía por parte del Gobierno central para fortalecer la Educación pública frente a la pandemia y de los que “gran parte han acabado en el bolsillo de unos pocos empresarios, en lugar de servir para contratar personal docente y no docente, bajar ratios y adecuar los colegios públicos a las nuevas necesidades”.

Etiquetas
stats