Activado el botón 'antipánico' en el centro de salud de Levante

Imagen de archivo de una concentración contra las agresiones en el hospital Reina Sofía.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Córdoba ha denunciado a través de una nota de prensa una nueva agresión sufrida por un trabajador del Sistema Sanitario Público en nuestra provincia. El sindicato muestra su profunda preocupación por el aumento en las últimas semanas de los ataques, tanto físicos como verbales, al personal en el desarrollo de su labor de atención a la ciudadanía. En esta ocasión, un médico ha tenido que pulsar el llamado botón antipánico ante un nuevo intento de agresión en el Centro de Salud de Levante Sur.

El Sector de Sanidad de CSIF Córdoba informa de que el último suceso de esta naturaleza ha tenido lugar en la mañana de este miércoles en el Centro de Salud de Levante Sur cuando un médico de atención primaria estaba atendiendo a sus pacientes. En un momento dado, un hombre, que ya ha protagonizado algunos altercados en el citado recinto sanitario, entró en la consulta dando voces, insultando y llegando a levantar la mano al profesional. Ante esa actitud amenazante, el facultativo pulsó el botón antipánico, personándose un celador en el lugar, lo que permitió que la situación se tranquilizara.

Desde CSIF se detalla que el médico ya ha presentado la correspondiente denuncia ante la Polícía Nacional y ha solicitado asistencia jurídica al Servicio Andaluz de Salud (SAS). El sindicato le ha transmitido al profesional la disposición del servicio legal de CSIF y del propio Sector de Sanidad para asesorarle en todo lo que estime oportuno.

La responsable del Sector de Sanidad de CSIF Córdoba, María Maestre, expresa su total rechazo a esta nueva agresión a un trabajador sanitario durante el cumplimiento de su labor asistencial y reitera la necesidad de que el SAS incremente las medidas de seguridad para elevar la sensación de protección de los profesionales.

La dirigente sindical recuerda que los datos oficiales aportados por la delegada provincial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales el pasado lunes señalan que el año pasado se contabilizaron un total de 173 agresiones al personal de los centros sanitarios cordobeses, un 15% más que en 2015, que ya registró un aumento del 56% en este capítulo. “Más allá de números, estamos hablando de personas que, además de sufrir las consecuencias de la escasez de personal, reciben insultos y amenazas y/o son golpeados en su puesto de trabajo”, concluye Maestre.

Etiquetas
stats