Cómo abrir el centro de convenciones sin privatizar su gestión

Obras en el Centro de Convenciones | MADERO CUBERO

Tras la reforma de la ley de la Administración Local, el Ayuntamiento de Córdoba se encuentra con un muro si quiere poner en marcha nuevos servicios desde lo público. Le ha ocurrido con la apertura y puesta en marcha (que está siendo muy lenta) del Centro de Recepción de Visitantes (CRV) de la Puerta del Puente. El cogobierno de PSOE e IU ha renunciado a explotar estos espacios de manera mixta. Es decir, sacando su gestión a licitación y entregándoselo a una empresa que tenga que estar supervisada por el Ayuntamiento.

En el Centro de Recepción de Visitantes el Ayuntamiento ha optado por gestionar este nuevo espacio con recursos propios. Para ello ha nombrado como director a un funcionario del Ayuntamiento, Joaquín Zurita, uno de los principales impulsores del espacio cultural que el Consistorio abrió en la calle Rey Heredia 22. Ahora, el equipo de gobierno se enfrenta a otro reto: cómo abrir el Centro de Convenciones del Parque Joyero (cuyas obras acabarán en unos meses) sin tener que privatizar su gestión.

En 2013, cuando el anterior equipo de gobierno del PP planificó la reforma del Pabellón Cajasur del Parque Joyero ya constituyó una comisión que fue la que evaluó cómo tenía que ser la gestión del futuro Centro de Convenciones. La conclusión estuvo clara: debía ser gestionada de manera pública. El PP entonces decidió que debía encargar la gestión del espacio al Consorcio de Turismo, pero esta entidad está actualmente en fase de disolución, por lo que el Ayuntamiento encuentra un nuevo problema.

Todo lo relacionado con el Centro de Convenciones está siendo gestionado por el concejal de Presidencia Emilio Aumente. El edil apuesta por que sea otro funcionario el director del futuro Centro de Convenciones, como ocurre ya en el caso del Centro de Recepción de Visitantes. Sin embargo, quiere llevar a Pleno la aprobación de una comisión especial que decida cómo tiene que ser la gestión, qué administraciones se pueden incorporar (la Diputación, por ejemplo, aporta presupuesto y podría estar interesada) y de qué manera. Para ello, el equipo de gobierno está recopilando informes jurídicos, que incorporará al expediente que se quiere llevar a Pleno.

El objetivo de Presidencia era que a la sesión del próximo día 20 se pudiera incorporar ya la aprobación de la comisión. Sin embargo, probablemente no dará tiempo y tendrá que ser aprobada en el Pleno ordinario del mes de enero.

Mientras tanto, se han retomado las obras a buen ritmo después de su última paralización. Ahora, la previsión es que los trabajos concluyan para el próximo 21 de febrero. A diferencia de en el Centro de Recepción de Visitantes, la empresa constructora se encargará de la dotación de todo el mobiliario del Centro de Convenciones. Es decir, una vez entregadas las llaves del pabellón el Ayuntamiento lo podría abrir al día siguiente. En el Centro de Convenciones aún se está instalando mobiliario y dotando, por ejemplo, la sala de proyecciones, donde las butacas instaladas eran provisionales.

Las obras del Centro de Convenciones arrancaron poco antes de las elecciones municipales del 2015 en el que fue el gran proyecto del mandato del equipo de gobierno del PP. El actual equipo de gobierno (PSOE e IU habían sido muy críticos con el proyecto) decidió continuar con el mismo. Las obras deberían haber estado acabadas el 29 de julio, pero se firmó una primera prórroga que concluía el 29 de noviembre. A esta prórroga se ha sumado una tercera.

El nuevo centro tendrá una gran versatilidad, con elementos de compartimentación móviles que permitirán aforos de entre 200 y 2.659 personas y destacará por su aspecto exterior, con paneles perforados, iluminación natural, superficies acristaladas y sistemas constructivos prefabricados. El proyecto ha sido redactado por los arquitectos Terrados y Suárez.

Etiquetas
stats