12 detenidos en una operación contra la explotación laboral en locales de comida rápida

Entre los arrestados están los dueños de los cinco establecimientos, todos de nacionalidad pakistaní

Agentes de la Policía Nacional han detenido a 12 personas en un operativo policial contra la explotación laboral, imputándoseles delitos contra los derechos de los trabajadores, usurpación de estado civil e infracción a la Ley de extranjería desarrollado en establecimientos de comida rápida de la ciudad.

Según informa el Cuerpo Nacional de Policía, el operativo se inició en el mes de octubre tras tener conocimiento los agentes encargados de la investigación de las redes o individuos dedicados a la inmigración clandestina y falsedad documental, así como a la trata y trafico de seres humanos con fines de explotación laboral y/o sexual, sobre una posible situación irregular de los trabajadores de diversos locales de comida rápida de la ciudad, los cuales carecerían de permiso de residencia, y por tanto, no tenían en su haber los oportunos permisos de trabajo, realizando su actividad sin mediar contrato de laboral alguno.

Ante tal información, los investigadores realizaron las correspondientes gestiones policiales tendentes al esclarecimiento de los hechos, constando como efectivamente en los cinco locales investigados se encontraban trabajando ciudadanos extranjeros que se podrían encontrar en situación irregular en el país. Por ello, y una vez que recopilaron todas las pruebas e indicios necesarios, se estableció un operativo policial, en colaboración con funcionarios de la Delegación de Inspección de Trabajo en Córdoba, realizando cinco inspecciones de los locales investigados. En estos registros se constató que efectivamente los empleados carecían de los oportunos permisos de residencia, y por ende de trabajo, razón por la cual fueron detenidos los cinco propietarios/encargados de los referidos locales, todos ellos de nacionalidad pakistaní, al demostrarse su participación en delitos contra los derechos de los trabajadores.

Igualmente en las inspecciones se procedió a la detención de una persona por usurpación del estado civil, al tratar de identificarse antes los agentes con documentación perteneciente a otro compatriota suyo, así como de otras seis personas por encontrarse en situación irregular en España.

Por último los agentes procedieron a la incautación de diversa documentación de interés policial, tales como contratos de trabajo, solicitudes de autorización de residencia y trabajo, etcétera. Esta operación está enmarcada en el convenio firmado el pasado mes de marzo entre el Ministerio del Interior y el de Empleo y Seguridad Social para luchar contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social.

Etiquetas
stats