Vuelve el hombre... con barba

¡Cómo están cambiando los hombres! Por dentro y por fuera, desde luego. Después de tanto metrosexual a lo David Beckham , después de la imitadísima imagen del chico tatuado y malote, un día descubres que algo tan viejo como la barba, el tupé y los cortes de pelo retro han conquistado a una nutrida comunidad masculina que sigue estéticas tan distintas como la hipster, la subcultura gay de los Osos  o la elegancia de la serie Mad men.

Pero, ¿quién era el guapo que pensaba que dejarse barba es echarse a dormir en cuanto a cuidado del vello facial y el cutis y que supone ahorrar todo el tiempo y el dinero que antes invertían en el afeitado? Efectivamente, una hermosa barba no es un don de la madre Naturaleza, sino que, amigos, hay currárselo, bien uno mismo, cuando se tiene maña y gusto, bien en las mejores peluquerías y barberías, ahora tan en boga.

Barba, bigote o patillas no se dejan crecer así como así, expertos como José Miguel Hernández, fundador de www.tubarba.com, brindan al debutante claves para acertar en el diseño del velludo adorno del rostro masculino y sus cuidados. Para empezar, sus nueve consejos para dejarse barba  resultan muy prácticos, como el resto de su blog, incluida, por cierto, una tienda on-line en la que mercar jabón para la barba, tónicos, aceites y otros productos básicos del barbudo gourmet. Si se busca mayor variedad, el portal http://www.pomade-shop.eu/ hará las delicias de los enamorados de la cosmética vintage de EE. UU. 

¿Tijeras o máquinas para recortar la barba?, ¿hacerlo uno mismo o ponerse en manos profesionales? Las respuestas tendrá que darlas el interesado. No obstante, también ayuda documentarse e intercambiar experiencias en blogs como www.maquinasafeitar.com y su post sobre las mejores cortabarbas.

La barba, en fin, vuelve a realzar la belleza del hombre, desde el rey Felipe  hasta el siempre guapo David Beckham -barbado en 2014-, pasando por Pau Gasol, el campeón ciclista Bradley Wiggins o Peter Dinklage, actor que encarna a Tyrion Lannister en Juego de Tronos.

Además, renacen como objeto de culto en la ciudad aquellos postes de rayas rojas, blancas y azules que sirven de reclamo a las barberías. Eso ocurre en la decoración de la sala de conciertos Barbería XIII, que acaba de abrir en la ciudad de Córdoba; pero sobre todo en mi memoria, donde se dibuja el que existía en el viejo local de Juan Chumillas, en la calle Duque de Hornachuelos, donde lo imagino ilustrando a un veinteañero acerca de la barba o el bigote y de cómo allí se afeitaba Manolete.

Nota: Las menciones a marcas y productos no llevan aparejada ninguna contraprestación. 

Etiquetas
Publicado el
27 de septiembre de 2014 - 12:09 h