Tony-trucos que te sacaran del paso (I)

(Extraídos de los famosos libros de Tony Sanmatías, dados por TVE-1 en su espacio TONY-TRUCOS)

CHICLE PEGADO EN EL PELO

Bastará envolver un trozo de hielo en un trapo y aplicarlo sobre la zona donde esté pegado el chicle, sea pelo (incluso de animal) o ropa. Dejar que enfríe unos instantes y, endurecido, tirar del él y se desprenderá sin más problema.

AGUA OXIGENADA

Te servirá, también, para aflojar tornillos. Y si rebajas con ¾ partes de agua la del 6% (ó 20 volúmenes), que será igual a la de farmacia, te servirá para lavar y desinfectar heridas. También para aclarar pequeñas manchas que el detergente no pueda anular por él solo. De ser muy pequeña la mancha, puedes utilizar un palillo con un algodoncito impregnado en el agua oxigenada

LACA (del pelo)

Te solventará que el paraguas no se cale si lo rocías ampliamente por la parte interior, una vez abierto. Deja que seque la laca, ciérralo y ¡listo! Evitarás esas gotas insidiosas que se cuelan por el cogote o la frente.

Para las flores secas también es ideal. Retirado el polvo de ellas con agua, déjalas que sequen y rocíalas con un toque de laca de vez en cuando. Parecerán "frescas". Y si las flores son naturales y quieres conservarlas en seco, ponlas hacia abajo y déjalas hasta que estén secas. Después, para conservarlas secas, deberás rociarlas con laca una vez a la semana.

Y si quieres que un velo de novia aguante el ahuecamiento y la colocación, solamente tiene que rociarlo, una vez levantado y colocado sobre el recogido, con un buen rocío de laca.

DECOLORACIÓN

Con oxigenada entre el 3%- 6% (ó 10-20 volúmenes) podrás anular manchas de tinte en la ropa blanca, especialmente de ser lisa, no rugosa, como las toallas, que para eso está la lejía. Déjala actuar un rato hasta que veas que la mancha ha desaparecido, para enjuagar con agua y poner en la lavadora para que la prenda se lave por completo. De ser pequeña la mancha, utiliza un palillo forrado con un poco de algodón para que te resulte mejor la aplicación, siempre sobre ropa blanca.

"CLIPS" Y HORQUILLAS BIEN PUESTAS

A  veces, por el medio de entre clip y clip en un recogido o moño se deslizan los pelos que pretendemos sujetar. Para que no te suceda, igual que cuando quieres prender cualquier otro adorno o posticería en el pelo, coloca las horquillas trabadas entre ellas en zig-zag, es decir sujetas unas a otras por su parte abierta, siempre con el cabello algo cardado (mejor batido) allá donde las coloques. No se desprenderán fácilmente.

A las horquillas les sucede otro tanto igual, que a la menor de cambio se caen. Para que no suceda, solamente bastará que una de sus puntas (o las dos) la dobles, haciendo que ese ángulo quede agarrado en el pelo sin que se desprenda de él, a la vez que sujeta el movimiento o colocación que le hayas dado al cabello.

DOS CONSEJOS SOBRE LOS FLEQUILLOS

Uno: Aún existen profesionales que aplastan el flequillo para cortarlo en húmedo, parta hacerlos rectos. Craso error, pues desconocen que todos los flequillos (o el cabello de la parte frontal) tiende a ahuecarse al colocarlo hacia abajo, en forma de flequillo, y más al serlo, puesto que el cabello ha quedado más corto y pesa menos, por lo que tenderá, al cortarlo aplastándolo, a que quede más corto de lo pretendido. Por lo tanto, hay que dejar que el cabello caiga por su peso y cortarlo ligeramente más largo (bastará con un centímetro añadido), para retocarlo una vez seco y peinado, terminándolo como proceda.

Otro: No recomendar flequillo alguno en chicas que tengan acné o afecciones similares. Le procurarán más de los que normalmente tengan, prolongándose en el tiempo. El pelo retirado, al menos durante un tiempo, a la vez que una loción apropiada anti-acné, es la mejor recomendación para evitar el mal que le aqueja.

Y UNA RECOMENDACIÓN: Advierte a tus clientas que no se toquen tanto el pelo como lo hacen, con esos meneos despóticos, a veces, e insulsos en otras ocasiones, siempre reiterados por la molestia que le produce el pelo en la cara. La desmerecen. Es mejor que se traben un adorno y que el pelo quede sujeto y sin vaivenes. Además, en el pelo es donde proliferan más bacterias que en cualquier otra parte del cuerpo, por lo que al tocarse el pelo con las manos y después la cara, las conducirán allá donde las manos toquen, induciendo a que exista más grasa y microbios en esas zonas. Que no se quejen después.

Etiquetas
Publicado el
8 de septiembre de 2015 - 04:36 h
stats