Unas reflexiones a propósito del Banco Popular

Fachada de una oficina del Banco Popular.

Los accionistas y bonistas del Banco Popular han perdido el 100% de su inversión. No es habitual que un inversor pierda el 100% de su inversión, pero sí puede y ha pasado a lo largo de la historia de la Bolsa y de las inversiones con riesgo de pérdida de capital.

El reciente caso del Banco Popular nos debe hacer reflexionar sobre las inversiones que muchos ahorradores -no inversores- están realizando desde que la rentabilidad de las Imposiciones a plazo fijo dejó de ser interesante.

La primera reflexión que deberíamos hacernos es sobre el riesgo que deseamos asumir cuando invertimos. No todos tenemos la misma percepción  del nivel de riesgo, a la probabilidad de poder perder nuestro dinero.

Una cuestión de suma importancia, repetida por muchos inversores, es que en la Bolsa no se debe invertir el dinero que podamos necesitar, es decir, sólo se debe invertir en Bolsa el dinero que no vayamos a necesitar.

Suele ocurrir que cuando precisamos vender unas acciones por necesidad de recuperar nuestro dinero, es precisamente cuando esas acciones se encuentren en pérdidas.

Muy importante es no solicitar un préstamo para invertir en Bolsa o instrumentos financieros similares sin ser conscientes del alto riesgo que conlleva.

Si vamos a destinar parte de nuestro ahorro a la Bolsa, debemos ser conscientes del por qué y qué acciones vamos a comprar.

¿Por qué quiero comprar acciones de la empresa "xyz"?

El experimento de chimpancé tirando dardos a una diana con acciones no siempre funciona.

No nos dejemos llevar por un rumor o comentario de un amigo o analista, dediquemos un poco de tiempo a analizar los fundamentales de la empresa y después  estudiemos los gráficos y tendencias del valor.

Y no invirtamos en aquello que no entendemos, conseguiremos en la mayoría de los casos no perder nuestro dinero.

Establecer una estrategia y una disciplina nos ayudará a no perder dinero, utilicemos el stop loss para limitar la pérdida que deseamos asumir.

La decisión más difícil de tomar es la de dar la orden de venta de una acción, y más si es  cuando estamos perdiendo dinero y no queremos asumir que nos hemos equivocado.

Cortemos las pérdidas, perder un 5% es mejor que perder un 15%.

La información que se publica en la prensa económica nos ayudará en nuestra toma de decisiones, tanto de compra como de venta.

Debemos estar bien informados, un rumor puede ser sólo un rumor intencionado, pero "cuando el río suena, agua lleva…".

No nos convirtamos en inversores a largo plazo por no vender con pérdidas. El caso de las acciones del Banco Popular son un claro ejemplo de que no siempre a largo plazo se gana siempre dinero en la Bolsa.

Tenemos que ver cómo se encuentra la empresa en la que hemos invertido, el sector en el que está, la evolución de su beneficio presente y futuro, etc.

Ganar dinero en la Bolsa no es fácil, requiere formación y mucha experiencia que nos ayudará a entender cómo funciona el mundo de la inversiones en la Bolsa.

Y recordemos que no todo ahorrador debe ser inversor…

Etiquetas
Publicado el
14 de junio de 2017 - 20:57 h
stats