Desvirtuando Instagram (añadiéndole vídeo)

Tómese la entrada de hoy como una semi-pataleta de servidora...

Esta semana, en uno de los (cada día más escasos) ratos libres que pude echarle un ojo al RSS y a Twitter me entero de una novedad en Instagram: ahora también tiene vídeo!

Parece que los chicos de Facebook, con el señor Zuckerberg a la cabeza, y en su pelea interminable contra Twitter, quieren echarle la pata a estos últimos y a su último servicio: Vine.

Así que corro rauda y veloz a Google Play para buscar la actualización y nada, ni rastro. Vuelvo a la hora y pico larga: nada tampoco. De nuevo pasadas otro par de horas obtengo resultado negativo. Y en la cuarta visita al market de Andorid aparece por fin la ansiada actualización. Actualizar. Aceptar los permisos. Descargando. Instalando. Abrir.

Y allí veo, un par de vídeos en mi time line. Como en Vine, se reproducen solos, aunque en Instagram puedes configurarlo para que no ocurra así. Sin embargo no existe la posibilidad de silenciarlo. Y amigos, muchos de esos vídeos que subís a Instagram que sepáis que ganarían (o todo) mucho si no tuvieran sonido. Y en contra de Instagram he de decir que me encanta el efecto bucle de Vine.

Y cuando le doy al botón de capturar... Miro, remiro, vuelvo a remirar y no encuentro la opción de vídeo... ¡¿Cómo puede ser?! Hummm... Busco, indago, rebusco y me encuentro con que esta opción sólo está disponible para Jelly Bean, los que nos hemos quedado en Icecream Sandwich no contamos con esta nueva funcionalidad. ¿Por qué? Ya me gustaría a mí saberlo.

(Para los que los nombres de dulces les haya sonado un poco raro, son los nombres que Andorid da a sus sistemas operativos: la versión 4.0 es Icecream Sandwich y desde la 4.1 es Jeslly Bean.)

Como os decía, no comprendo cómo han tomado esa decisión, cuando sólo uno de cada tres usuarios de Android cuenta con un dispositivo actualizado a Jelly Bean.

Así que os podría contar que los vídeos de Instagram duran hasta 15 segundos en lugar de los 6 de Vine, que su captura de vídeo es más ágil e incluso te permite borrar la última escena grabada y que cuenta con 13 filtros que puedes aplicar a tu obra audiovisual...

Pero como a mí me gusta contaros las cosas que he podido conocer y trastear con mis manitas (yo soy muy de teorías empíricas), no pienso contaros nada más de esta última actualización de Instagram.

Es más, quiero añadir que no me gusta eso de mezclar churras y merinas... Instagram es genial como es, con sus fotos como razón de ser, e ir añadiéndole cosas es desvirtuarlo.

En fin, que pese a sus cinco millones de vídeos subidos en las 24 primeras horas, yo me quedo con Vine.

Y no, esto no es como la fábula de la zorra y las uvas. ¿O sí?

Etiquetas
Publicado el
28 de junio de 2013 - 04:13 h
stats