Una oración musical en San Jacinto

https://youtu. be/NflfSvKbOQ8

El templo acogió este domingo el estreno de "Madre de Dolores y Angustias", marcha ofrecida por la hermandad de las Angustias a la Virgen de los Dolores | Los sones corrieron a cargo de la Banda de Música Nuestra Señora de la Estrella

De las ventanas cuelgan carteles que advierten de la importancia del actual año en el lugar. Es el anuncio de una conmemoración que continúa y así seguirá en los meses próximos. Unos minutos después de las 12, el sonido de los instrumentos comienza a tomar protagonismo en la plaza. Recoge Capuchinos la oportuna afinación previa al recital que poco antes de la una del mediodía debe de tener lugar en el interior de un templo en el que aguarda la Señora de Córdoba. A ella va dedicada el concierto de la mañana de un domingo de junio de temperatura suave. Los sones que ofrece en la iglesia hospital de San Jacinto la Banda de Música Nuestra Señora de la Estrella van dirigidos a mantener la rememoración del cincuentenario de la coronación canónica de la Virgen de los Dolores, y de la celebración de su Año Jubilar, cuyos momentos más importantes viviera la hermandad el pasado mes de mayo.

Dentro del amplio programa de actos, tanto cultuales como culturales, que dispone con tal motivo la servita corporación, la formación musical que acompaña cada Viernes Santo a la Señora de Córdoba por las calles de la ciudad ofreció este domingo un concierto con composiciones especialmente elegidas para la ocasión. Entre ellas, "Virgen de los Dolores", de Enrique Báez Centella, o "Los Dolores", de José de la Vega. Está última precedió a la marcha que todos esperaban escuchar en el recital de la Banda de Música de la Estrella. Sonó entonces "Madre de Dolores y Angustias", obra de Cristóbal López Gándara ofrecida a Nuestra Señora de los Dolores por parte de la hermandad de las Angustias. El momento fue tan significativo como el vínculo que supone entre las dos imágenes marianas más veneradas por los cordobeses.

Interpretó la Banda de Música Nuestra Señora de la Estrella por vez primera la marcha en un concierto que siguieron numerosos fieles y cofrades en San Jacinto. El estreno resultó intenso, ya que la nueva composición dedicada a la Señora de Córdoba sonó en dos ocasiones, en la segunda bajo la dirección de su propio autor, Cristóbal López Gándara. Su título recoge la relación entre las hermandades de los Dolores y de las Angustias, que realizó el ofrecimiento con la siguiente dedicatoria: "La Pontificia, Real y Centenaria Hermandad y Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias, postrada ante la tribulación incontenible de la Virgen de los Dolores, le obsequia esta marcha procesional como signo de su profundo amor y veneración, en el L aniversario de su Coronación Canónica y para mayor Gloria de Dios y su Santísima Madre". De esta forma, la imagen titular de la corporación servita volvió a recibir una nueva muestra de reconocimiento en un año marcado por la emoción y el sentido histórico.

Etiquetas
Publicado el
15 de junio de 2015 - 09:48 h
stats