Jubileo joven en la Mezquita-Catedral

Más de 2.000 alumnos participan en el primer templo de la Diócesis en el Jubileo de la Escuela Católica, acto enmarcado en el Año de la Misericordia

El perdón es virtud. Virtud para disculpar pecados del prójimo, así como sus miserias. El presente año esta esencial cualidad posee, en modo alguno, su exaltación a través del Jubileo de la Misericordia, que se desarrolla desde el pasado 8 de diciembre y se prolongará hasta el 20 de noviembre de este 2016. De esta forma, en convocatoria por el Papa Francisco, se celebra el 50 aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II, se profundiza en su implantación y sitúa en un lugar central la Divina Misericordia, con el fortalecimiento de la confesión. En ese sentido, la inocencia de la infancia, de la adolescencia y de la juventud guarda un especial espacio, como quedó demostrado en las calles de Córdoba. Más de 2.000 alumnos de diferentes escuelas de carácter católico acudieron a la Mezquita-Catedral para participar de la conmemoración.

Cerca de 2.300 personas entre estudiantes y profesores de 24 colegios de ideario católico de la provincia celebraron este viernes el Jubileo de la Escuela Católica, bajo el llamamiento de la Diócesis de Córdoba y de la Fundación Diocesana de Enseñanza Santos Mártires. El acto arrancó con la peregrinación de los alumnos desde la torre de la Calahorra, en cuyo entorno comenzaron a congregarse los jóvenes en torno a las 10:00 para iniciar desde allí su camino hasta la Mezquita-Catedral. Una vez en el primer templo de la ciudad, fueron partícipes de la misa presidida por el Obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, quien en su homilía les explicó en qué consiste el Año de la Misericordia. Este Jubileo es necesario, afirmó, "porque todos somos pecadores, pero sobre todo, porque tenemos a Dios con un corazón grandísimo que nos acoge a todos y que nos ama". Del mismo modo, repasó con los niños cuáles son las obras de esta virtud: "espirituales y corporales".

Para la organización del evento, el Obispo solicitó la coordinación de la Fundación Diocesana de Enseñanza Santos Mártires de Córdoba, que gestiona actualmente ocho centros educativos: Trinidad, Trinidad-Sansueña, Pías La Inmaculada, Jesús Nazareno, San Acisclo y Santa Victoria, San Rafael del Sr. Obispo, La Milagrosa de Bujalance y Jesús Nazareno de Aguilar; así como cuatro de educación infantil: San José, Santa Victoria I, Jesús Salvador y Divino Maestro (Carcabuey), además del Centro de Idiomas Ways!, la Escuela Deportiva Diocesana, el Centro de Formación para el Empleo y el Gabinete de Formación Integral Impulsarse.

Etiquetas
Publicado el
5 de febrero de 2016 - 18:25 h
stats