Coronada de palabras de devoción

El Cardenal Arzobispo Emérito de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, realizó este viernes la exaltación del cincuentenario de la coronación canónica de Nuestra Señora de los Dolores | El Real Círculo de la Amistad acogió el acto, englobado en el amplio programa conmemorativo de la hermandad

Transcurren unos minutos por encima de las nueve de la noche. En pie, los asistentes despiden de manera respetuosa a quien instantes antes dedica unas hermosas palabras de devoción a Nuestra Señora de los Dolores. También a su hermandad y a Córdoba. La Señora de Córdoba vuelve a ser coronada en modo alguno este viernes, si bien esta vez lo es de un discurso cargado de amor a la Madre. Abandona el lugar el Cardenal Arzobispo Emérito de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, que desde el escenario realiza la exaltación del cincuentenario de la coronación canónica de la imagen. Acaba así uno de los actos que recoge el amplio programa preparado por la corporación de San Jacinto para conmemorar tan importante efemérides en un tiempo en que también vive, por tal motivo, un Año Jubilar.

Es en torno a las ocho y media cuando Carlos Amigo comienza su sentido discurso, que llega a cada rincón del Salón Liceo del Real Círculo de la Amistad. Lo inicia con palabras del literato Juan del Encina, palabras que le permiten recordar posteriormente que "el dolor redime, el amor duele". El Cardenal Arzobispo Emérito de Sevilla refleja así la importancia del amor, que muestra de manera profunda la Madre en el dolor por ver al Hijo crucificado. "Más que coronar una imagen, lo que en realidad hacemos es reconocer la bondad del Señor y la incomparable dignidad de su bendita Madre", repite en dos ocasiones. Su alocución, escuchada en un profundo silencio, está marcada por una enseñanza de importante valor.

De entre la prosa surgen versos de Gerardo Diego. Exalta a la Virgen de los Dolores Carlos Amigo Vallejo, pero también a los hermanos de la servita corporación, "que esconden la cara debajo del paso para que se vea mejor la cara de Cristo y de su bendita Madre". Y recuerda que "la corona que se colocaba hace 50 años estaba hecha de Fe", como está realizada en palabras de devoción la que en esta ocasión impone el Cardenal Arzobispo Emérito de Sevilla. El aplauso es la justa respuesta a su discurso, que tiene lugar después de que vea la luz el cartel en conmemoración del cincuentenario de la coronación canónica de la Señora de Córdoba, elaborado por el artista hispalense Javier Sánchez de los Reyes y que representa a la Virgen con un fondo que trata de simular un cordobán. Un cordobán que en realidad es el manto de las palomas, que vistiera la imagen aquel 9 de mayo de 1965 que ahora se rememora.

La presentación de Carlos Amigo Vallejo corre a cargo del canónigo y capellán de la iglesia hospital de San Jacinto, Manuel María Hinojosa. Se encarga él de desarrollar un breve pero exacto recorrido por la vida del Cardenal Arzobispo Emérito de Sevilla. En la sala, autoridades civiles y eclesiásticas, hermanos de los Dolores, fieles y hermanos mayores de otras corporaciones también están presentes en un acto lleno de emoción y sobre todo de devoción, la contenida en las palabras que coronan a la Señora de Córdoba.

Etiquetas
Publicado el
18 de abril de 2015 - 13:41 h