¿Son las autovías las inversiones más rentables socialmente?

Hay momentos en que leer el periódico invita especialmente a la reflexión. El otro día las páginas interiores de los diarios locales de Córdoba recogían la celebración de un encuentro, para impulsar la soberanía alimentaria en el marco del Pacto de Milán. Es éste un proceso estratégico, para el que Ganemos ha conseguido que haya partida presupuestaria, dentro del proceso global para hacer de Córdoba una comunidad en transición hacia una sostenibilidad real.

En total, para medidas relacionadas con un cambio de modelo hacia lo sostenible, Ganemos ha logrado que se incrementen o creen partidas por valor de unos dos millones de euros, entre Ayuntamiento y Diputación. Medidas que tienen que ver con el apoyo al cambio en el sistema agroalimentario, la movilidad urbana, el comercio de cercanía, las energías renovables, las reforestaciones y la investigación y educación ambiental. O sea, para que Córdoba sea más verde y sustentable, menos dependiente del petróleo, más sana y justa, y menos vulnerable a la crisis y al cambio climático.

Páginas después, en el mismo periódico se apunta que el ayuntamiento está iniciando la planificación de propuestas a subvencionar por los fondos europeos de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado, EDUSI, quince millones de euros en tres años para "...favorecer la transición a una economía baja en carbono en todos los sectores; conservar el medio ambiente y promover la eficiencia de los recursos, y promover la inclusión social y luchar contra la pobreza".

Sin embargo, ese día estos asuntos de vital importancia para las generaciones presentes y futuras se contrarrestraban con fotos de portada

de los presidentes de cuatro diputaciones, Badajoz, Córdoba, Jaén y Granada, exigiendo una autovía de 400 kilómetros.

La foto se hace en la constitución de una mesa de trabajo que se supone debe, entre otras cosas y según acuerdo de la propia Diputación, solicitar informes "sobre la evolución previsible del volumen de tráfico por esta vía, el coste económico de la obra y el impacto ambiental de la misma, así como establecer cauces participativos para impulsar la información y el consenso".

Lo cierto es que nada de ese proceso participativo o de esa solicitud de informes se resalta en la noticia, sino más bien un mensaje de que se quiere autovía y que se quiere ya. Y yo me pregunto... ¿es compatible esforzarse en

impulsar sostenibilidad o transición, mientras reclamamos miles de millones de euros para una nueva autovía?

A Ganemos Córdoba nos gustaría al menos contar con los informes del ministerio sobre impacto económico, ambiental y de previsión de tráfico rodado para los próximos años, además de un informe propio de la Gerencia Municipal de Urbanismo sobre las implicaciones en el PGOU de un posible desdoblamiento de la carretera.

Nos gustaría contar con los informes y que las grandes decisiones, como lo es ésta, no quedasen fuera de los cauces de participación ciudadana. Eso implica que una vez tengamos la información requerida debieran pronunciarse, al menos, el Consejo del Movimiento Ciudadano, el Consejo Social y el Consejo Municipal de Medio Ambiente. Y después de eso, que se debata en el pleno municipal y que salga de ahí la posición final del municipio a trasladar a las mesas provinciales creadas sobre la prioridades de la red viaria y la carretera nacional 432.

De momento sabemos que estamos a la cabeza de países con más kilómetros de autovía por millón de habitantes, igual que en tren de alta velocidad o número de aeropuertos, pero estamos a la cola de Europa en cuanto a renta y empleo.

Para colmo nos endosaron en diciembre una deuda de 5.000 millones de euros de autopistas privadas que no tenían el tráfico que ellos mismos previeron, así que como no les resultaba rentable, pues papá estado se queda con ellas y así se socializan las pérdidas, mientras por otros lados se privatizan las ganancias.

A pesar de todo, ¿hay que hacer más autovías?... es una posibilidad; ¿son las autovías la inversión más rentable socialmente?... habría que comparar con otras inversiones posibles; ¿vamos a tener más tráfico en carretera?... es una hipótesis, poco fundada, porque sabemos que mundialmente tendremos cada vez menos petróleo, salvo que pensemos que las reservas que vayan quedando serán para nuestro país y no para otros.

En cualquier caso, lo que más nos preocupa ahora es que el debate sobre un posible desdoblamiento se hiciese sin informes, ni participación de la ciudadanía, ni del pleno, o, peor aún, que el debate sirva de coartada para no realizar un plan urgente de mejora en la seguridad de la carretera que tenemos. Y es que mejorar la seguridad es lo que más nos preocupa, para las generaciones presentes y las venideras.

Rafael Blázquez

Concejal de Ganemos en el Ayuntamiento de Córdoba

Etiquetas
Publicado el
5 de febrero de 2017 - 03:55 h
stats