Sólo nos quedará campo y olvido

En los últimos días, hemos conocido la situación de Antonio y Encarna, un matrimonio de nuestra comarca que, tras 65 años juntos, viven separados, cada uno en una residencia. Una situación que hay que solucionar de manera inmediata, ya que no hay el más mínimo ápice de justicia en la situación que están viviendo estas dos personas.

Además, como suele pasar en este tipo de casos, tras aparecer en prensa, vemos cómo la Junta de Andalucía lo resolverá con rapidez tras ver el espectacular recorrido que ha tenido durante los últimos días en redes sociales y a través de los medios de comunicación. Y, sin duda, nos felicitaremos de que ocurra. Pero creo que esta situación nos debe llegar a una reflexión mayor sobre lo que pasa con estos temas y lo que sucede en Los Pedroches, donde vivimos siempre en una enorme tranquilidad hasta que aparece un tema muy grave, momento en el que nos movilizamos todos a una. Quizás no haya que esperar tanto para dar pasos adelante.

Y es que, en nuestra tierra, cuando surge en su momento la Plataforma Ciudadana en Defensa de los Derechos de las Personas Mayores y Dependientes, lo hace porque la situación es absolutamente crítica. Hay muchísimos casos similares en los que nuestros mayores fallecen sin llegar a ser valorados para ver si pueden recibir la ayuda a domicilio o sin que la Junta de Andalucía resuelva a su favor el concierto de una plaza en una residencia. Y es que, por desgracia, en muchas ocasiones tenemos que ver cómo no existen esas plazas disponibles para nuestros mayores mientras muchas habitaciones de residencias públicas y privadas permanecen cerradas.

Es ahí, justo ahí, cuando vemos cómo el día a día de muchas personas mayores de esta tierra está alejado de vivir sus últimos años en condiciones dignas, cuando tenemos que movilizarnos y alzar la voz juntos, como comarca, como pueblo unido, para que todo esto se solucione de una vez por todas.

Es importante hacer un llamamiento a la Delegación para que reúna a todos los agentes implicados (plataformas de afectados, técnicos municipales, directores de residencias, trabajadores sociales, partidos políticos…) y poner en marcha un gran plan para la atención de las personas mayores y dependientes en la comarca de Los Pedroches. Es hora de dar ese paso, porque son muchos los mayores que están muriendo sin ser atendidos en condiciones adecuadas. Y eso, como sociedad, jamás lo podemos permitir.

Hablamos continuamente de cómo luchar contra la despoblación en nuestra tierra, pero mejorar las condiciones de vida de nuestros mayores también servirá para poner freno a esa fuga de personas de esta tierra. Porque Los Pedroches, por encima de todo, debe ser un lugar en el que nuestros mayores, los que han creado y forjado esta comarca con su esfuerzo, trabajo y sus propias manos, pasen sus últimos años de vida protegidos y queridos por los suyos. Y es que, si los mayores no están aquí, tampoco estarán sus hijos, ni sus nietos, por lo que solo nos quedará campo y olvido…

Emiliano Pozuelo Cerezo, primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Pozoblanco.

Etiquetas
Publicado el
31 de julio de 2018 - 05:44 h