Kirk

Se acaba este año 2016 maldito en el que conocimos que murieron, paradójicamente, inmortales como Bowie o Fidel. Por no hablar de inmortales más cercanos.

Paradójicamente también, hace un par de días, este año, nos enteramos de que Kirk Douglas cumple 100.

Me equivoqué pulsando el teclado y marqué 1000. Hubiera estado bien. No debí rectificar.

“Espartaco” es una película que hay que ver mañana y pasado mañana. Es nueva. Es eterna. Es luz. La pagó Kirk; hizo que Dalton Trumbo la escribiera. Es posible que esa historia fuera germen de una fruta aún por recoger.

Ver un noticiero a mediodía, poner Espartaco por la tarde y ver otro noticiero en la tele al caer la noche es montarse en una montaña rusa. Es el signo de los tiempos.

Douglas también hizo –entre otras, of course- Los valientes andan solos (Lonely are the brave) y nos hablaba de un mundo que desaparecía.

Kirk: es bueno tenerte entre nosotros. Ojalá caminemos juntos muchos años más por senderos de gloria; pero tú sabes que eso no será sencillo. Nunca lo fue.

Te tengo cerca. No me siento solo. Sigo el hilo.

(Ahora llamadme mitómano, me la suda)

Etiquetas
stats