Y vio la luz

 

"Un andaluz puede vivir con el corazón de un catalán"

(Mariano Rajoy. Presidente del Gobierno)

En efecto, señor presidente. Y de un vasco, y de un gallego, y de un murciano, y de un madrileño. Pero es más: un banquero puede vivir con el corazón de un desahuciado, y un cristiano con el corazón de un musulmán, y un hombre con el corazón de una mujer, y un multimillonario con el corazón de un mileurista, y un homófobo con el corazón de un homosexual, y un payo con el corazón de un gitano, y un ministro del Interior con el corazón de un inmigrante, y un obispo con el corazón de un ateo, y un blanco con el corazón de un africano, y un carcelero con el corazón de un preso, y un secretario de Estado con el corazón de un desempleado, y un maltratador con el corazón de su víctima, y un ejecutivo con el corazón de un vagabundo, y un judío con el corazón de un palestino, y un palestino con el corazón de un judío, y un verdugo con el corazón de un ajusticiado, y un presidente del Gobierno, señor Rajoy, con el corazón de un ciudadano.

Etiquetas
Publicado el
13 de septiembre de 2014 - 02:39 h