Disgeometría

 

"En Córdoba, la línea más corta entre dos puntos es la sombra

(Pedro García del Barrio. Arquitecto)

Creíamos que la geometría es una ciencia exacta hasta que antes de ayer nos encontramos con este entrecomillado simple como un concejal de Ferias y Festejos. Francamente no nos hace maldita la gracia ver cómo se tambalea toda la arquitectura lógica del universo. Entre otras cosas, porque tenemos una mente cartesiana del carajo. Pues bien: ahora llega este arquitecto (precisamente) para dinamitar una de las leyes inexorables del espacio y poner en duda que la recta sea la línea más corta entre dos puntos.

Por un lado, la frase es un disparo en la línea de flotación de nuestra seguridad. Vivimos guiados por la certidumbre de que dos más dos son cuatro aunque el día se levante destemplado y el presidente Griñán dé explicaciones inexplicables sobre su salida del Gobierno andaluz. Esa certeza, saber que dos más dos son cuatro bajo cualquier circunstancia, nos permite anticipar el futuro y caminar por la vida con cierta sensación de tranquilidad.

Hasta que llega un arquitecto cualquiera y te pone todo patas arriba. La línea recta es el camino más corto entre dos puntos, de acuerdo, pero la frase que preside esta página es absolutamente incontestable. Cualquiera que conozca los rigores de agosto sabe que la lógica de este aserto se antepone a la ley básica del espacio. Incluso si el individuo suicida que se echa a la calle a media tarde es catedrático en trigonometría o doctor en paralalepípedos.

Entonces, una vez que hemos asumido que la antilógica a veces supera a la razón, no entendemos que haya aún concejales que sigan anclados en la geometría simple y se resistan a sembrar naranjos en las calles, sauces en los parques y rosales en los arriates.

Etiquetas
Publicado el
14 de septiembre de 2013 - 09:42 h
stats