La ejecutiva de CCOO Córdoba aprueba una resolución de condena de la violencia de género

Delegados de CCOO Enseñanza de Córdoba se concentran contra la violencia de género.

La Comisión Ejecutiva de CCOO de Córdoba, junto a los secretarios generales de los distintos sindicatos provinciales, ha aprobado una resolución de condena de la violencia de género y ha expresado su “preocupación ante la escalada de la violencia machista y, especialmente, de los delitos sexuales” en la provincia.

En este sentido y en un comunicado, la secretaria de Mujer del sindicato, Raquel Ruiz, ha condenado la “normalización” de este tipo de violencia contra la mujer, que en el caso de Córdoba “ha tenido un deplorable ejemplo en las dos agresiones denunciadas, aunque la segunda víctima retiró posteriormente la denuncia, en la pasada Feria de Córdoba, y en la muerte de Florine, la chica de 25 años asesinada en Montemayor”.

Ruiz ha avisado que “no hay un día en que no se produzca alguna noticia relacionada con delitos sexuales o violaciones grupales, especialmente, entre menores de edad, algo que debería hacer saltar todas las alarmas y que, sin embargo, no está recibiendo la respuesta que debería por parte de las administraciones”.

Ruiz ha recordado que el número de mujeres víctimas de violencia de género aumentó un 3,2 por ciento en 2021, con 30.141 mujeres registradas, según los datos recogidos en la Estadística de Violencia Doméstica y Violencia de Género (Evdvg), siendo Andalucía la comunidad autónoma que más casos registra, pues el pasado año fueron 6.720 las víctimas de violencia de género, es decir, el 22,3 por ciento del total.

A ellas hay que sumar las víctimas de violencia doméstica en Andalucía, que fueron 1.683 en 2021, de las que 1.036 fueron mujeres. De esta forma, en 2021 se inscribieron como víctimas de violencia de género y violencia doméstica 38.715 personas, un 2,4 por ciento más que en 2020. De éstas, 35.359 fueron mujeres y 3.356 hombres.

Según la Evdvg, casi la mitad de las víctimas de violencia de género tenían entre 30 y 44 años. La edad media de las víctimas fue de 36,9 años y el mayor aumento del número de víctimas en 2021 se dio entre las mujeres de menos de 18 años (28,6 por ciento).

Por su parte, un total de 30.047 hombres fueron denunciados por violencia de género y se les impusieron medidas cautelares o de protección para sus víctimas, lo que representó un 3,1 por ciento más que en el año anterior. Casi la mitad de los denunciados se concentraron en las edades de 30 a 44 años, y la edad media de los denunciados fue de 39,7 años, pero los mayores aumentos en denunciados por violencia de género se dieron en los menores de 18 años (70,8 por ciento) y en el grupo de 18 a 19 años (15,7 por ciento).

Atendiendo al tipo de relación existente entre la víctima y el denunciado, en el 23,3 por ciento de los casos las víctimas fueron cónyuges o ex cónyuges, en el 45,2 por ciento mantenían una relación de pareja o ex pareja de hecho, en el 30,6 por ciento eran novias o ex novias, y en el uno por ciento estaban en proceso de separación.

Para Ruiz, “esta es la consecuencia palpable de legitimar y naturalizar discursos negacionistas de la violencia machista, que es lo que ha venido haciendo el Gobierno andaluz de PP y Cs siempre que en estos casi cuatro años ha asumido el ideario de la extrema derecha de invisibilizar, ocultar y negar la violencia machista”.

“La consecuencia directa --ha proseguido-- es la sensación de impunidad de los agresores, la naturalización de conductas machistas entre los más jóvenes, la revictimización de las mujeres y el retroceso en derechos que ya se habían consolidado”.

En consecuencia, “abrir la puerta a la extrema derecha tiene consecuencias directas en la integridad moral y física de las mujeres y nuestros derechos, por eso queremos lanzar un mensaje de alerta al Gobierno andaluz: la lucha por la igualdad y la educación en materia de género es más necesaria que nunca y está fuera de todo cuestionamiento, incluso de todo interés electoralista”.

Etiquetas
stats