CSIF calcula que el servicio telefónico del 061 pierde un centenar de llamadas diarias por falta de personal

Imagen de archivo de una concentración de trabajadores del servicio telefónico del 061 en Córdoba

El sindicato CSIF ha denunciado que el servicio de gestión telefónica 061 “pierde diariamente alrededor de un centenar de llamadas porque el personal que lo atiende, que pertenece a la empresa concesionaria Ilunion Emergencias, es insuficiente”, según señala en un comunicado.

Según las estimaciones del sindicato, éstas serían las llamadas que se dejan de atender de media en un día, concretamente alrededor de un 5% de las aproximadamente 2.000 que se reciben en un día directamente al 061, a las que habría que sumar también otras muchas que no pueden llegar a atenderse y que se derivan desde el teléfono unificado de Emergencias 112 y también desde la línea de urgencias 955545061.

Para el Sector de Empresa Privada de CSIF Córdoba, resulta “inadmisible” este nivel de llamadas no atendidas, “que proceden de personas que tienen un problema en el que puede verse comprometida la salud o el bienestar de la ciudadanía”, según recalca el responsable provincial de este ámbito del sindicato, Antonio Andrés.

Los representantes de la central sindical en la empresa concesionaria del servicio telefónico 061 han trasladado que “durante el mes de marzo se ha funcionado bajo mínimos y, además de haberse eliminado los refuerzos Covid, tampoco se han dispuesto horas adicionales, con lo que el nivel de carga de trabajo y de estrés del personal, así como de llamadas que se han dejado de atender ha sido enorme”.

La plantilla, compuesta en Córdoba por 33 personas, es del todo insuficiente y además un tercio de ella aproximadamente está contratado de forma parcial y no a jornada completa, según denuncian los delegados de CSIF, quienes subrayan la necesidad de que este servicio esencial deje de regirse por un convenio de telemarketing, porque no lo es. “Una empresa de telemarketing puede establecer un tiempo determinado para la gestión de una venta de seguros o la contratación de una línea de teléfono, pero en salud la duración de una llamada es muy elástica por circunstancias, como la edad o el estado de ánimo en que se encuentra la persona que la realiza”, explican.

Por otra parte, los representantes laborales de CSIF critican que los planes operativos con los que funciona la aplicación de gestión de las llamadas al 061 datan de hace más de una década, con lo que la información disponible para los gestores no está actualizada, lo que conlleva problemas para conocer a ciencia cierta los recursos con los que se cuenta en cada municipio, centro o equipo sanitario. Asimismo, “el sistema informático se queda bloqueado, lo que provoca que la aplicación no se pueda utilizar y se produzca una demora en la gestión de las emergencias”.

Asimismo, la central sindical vuelve a reivindicar el rescate por parte de la Administración pública, es decir, la Junta de Andalucía, de este servicio esencial, tal y como recogen varias iniciativas parlamentarias, en lugar de que continúe desarrollándose por una empresa privada y bajo el paraguas de un convenio de televenta, lo que supone un “sinsentido”.

CSIF destaca el servicio fundamental que durante toda la pandemia ha tenido y sigue teniendo el servicio de atención telefónica del 061. “Se trata de trabajadoras y trabajadores que lo han dado todo y que trabajan con unos niveles de precariedad importantes, sin el reconocimiento que deben tener como prestadores de un servicio esencial como este”, concluyen.

Etiquetas
stats