El PSOE vuelve a ser el partido más votado en Córdoba aunque Vox le arrebata un diputado a última hora

El ministro Luis Planas a su llegada a la sede del PSOE de Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Córdoba casi siempre fue una provincia de mayoría socialista. Pero en las elecciones generales de 2016, los electores decidieron que la mayoría debería ser para el PP. Pero la noche electoral del 28 de abril ha vuelto a convertir al PSOE en el partido hegemónico en la provincia de Córdoba con un histórico resultado que incluso pudo ser mejor. A última hora del escrutinio, Vox arrebató un diputado a los socialistas, que celebraron su victoria aunque con un regusto levemente amargo.

Los socialistas han vuelto a ser la candidatura más votada tres años después. Ya lo hicieron en 2015, pero no así en 2011. Además, la alegría en el PSOE es máxima, ya que desde 2008 no ganaban en votos unas elecciones generales en toda España, con una enorme derrota de su gran rival, el PP. De hecho, el PSOE prácticamente ha doblado en números absolutos de votos a los populares.

El PSOE, finalmente, se ha hecho con dos diputados (en la práctica, los mismos que tiene ahora), que serán Luis Planas y Rafi Crespín. El PP se queda con un escaño, que será para Andrés Lorite. En tercer lugar irrumpe Ciudadanos, muy cerca de los populares. El escaño de Marcial Gómez Balsera le ha costado a la formación naranja una diferencia de apenas 7.000 votos con el PP.

Contentos están también en Unidas Podemos, donde han aguantado el escaño que muchas encuestas daban por perdido. Martina Velarde se convertirá en diputada por la coalición de Podemos, Izquierda Unida y Equo, a pesar de dejarse atrás casi 20.000 votos con respecto a 2016.

Y a última hora, con el 75% de los votos escrutados, Vox logró su diputado gracias principalmente al voto en Córdoba capital. Los pueblos han dado la espalda a la formación a la derecha del PP. El arabista José Ramírez se convertirá en diputado en el Congreso por Córdoba gracias a los más de 53.000 votos recibidos, que aunque lejos de Unidas Podemos consolida a la formación de derechas en ese cuádruple empate tras el PSOE.

En Córdoba, finalmente, la participación ha sido histórica, con cerca de un 76% del censo. Es decir, prácticamente tres de cada cuatro cordobeses con derecho a voto ha ejercido el sufragio en los 913 colegios de la provincia.

Esa alta participación se ha traducido en una victoria del bloque de la izquierda en la provincia de Córdoba. El PSOE y Unidas Podemos han sumado más de 221.000 votos, frente a los 211.000 de los del PP, Ciudadanos y Vox. También ayuda a mejorar la moral de la izquierda, más baja tras la reciente derrota en las elecciones andaluzas.

Etiquetas
stats