De patios en el Alcázar Viejo (VII): San Basilio, 44

Patio de San Basilio, 44, en la ruta del Alcázar Viejo | MADERO CUBERO

Ante el visitante surge, de repente, una imagen única. Como la de cualquier otro rincón de cuantos de similares características se reparten por toda la ciudad. Sin embargo, su estampa resulta especialmente significativa. Ésta es la del recinto más emblemático de los que participan en el Festival de Patios. Si no alcanza tanto, a buen seguro es el más reconocido allende las fronteras de Córdoba. Ubicado en la calle con mayor cifra de espacios de este tipo y en el barrio más visitado cada año por estas fechas, está la vivienda en cuestión. Es el número 44 de San Basilio, que muestra la más auténtica esencia de los antiguos inmuebles vecinales de la capital cuando llega el Mayo Festivo -guía-. Ésta es precisamente sede de la Asociación de Amigos de los Patios Cordobeses desde 1974 y que actualmente preside Miguel Ángel Roldán.

De origen musulmán, con cerradura y aldabón, la puerta que da a la calle abre el paso a un zaguán tras el que se descubre una suerte de Edén. Es un patio en cuyo centro se enclava una escalera de encalado blanco que acompaña al de los muros del resto de un edificio que consta de dos pisos. Las plantas y flores adornan todo el recinto, en el que además se hallan elementos como un pozo con brocal de obra o dos grandes pilas de piedra que antaño fueran lavadero de las familias que en el inmueble vivían. Ante la panorámica, es normal que Miguel Ángel Roldán ofrezca muestras de orgullo. La casa fue adquirida y rehabilitada por la Asociación de Amigos de los Patios Cordobeses en 1974 y comenzó su participación en el Festival actual en 2008. En el mapa está en la ruta del Alcázar Viejo y dentro de la modalidad de Arquitectura Antigua. "Es una pena que sean 15 días, porque de estos espacios la gente debe disfrutar más", indica Roldán sobre el certamen.

PREGUNTA. ¿Qué significa el patio para usted?

RESPUESTA. Este patio, para la asociación, significa todo. Es lo que primero se adquirió para crear la asociación. Es nuestro emblema. Para mí, es la joya de la corona.

P. ¿Por qué decide participar en el Festival?

R. Nosotros tenemos abierto todo el año gratuitamente. El tema de participar en el Concurso… Esto viene de 1921, se cortó en los treinta (del siglo XX) por la contienda y después se recuperó. Como éramos la única asociación en ese momento, intentamos colaborar con el Ayuntamiento. Hubo una colaboración muy estrecha, nosotros participamos siempre muy de lleno con ellos. El presidente que había en esa época decidió no entrar en concurso y estuvimos veintitantos años fuera. Hasta que yo accedo a la presidencia en 2008 y digo que esta joya también hay que ponerla en valor y tiene que verla la gente, y tenemos que entrar en concurso. ¿Por qué? Pues porque hay unas ayudas que también nos sirven para mantener el patio, que está abierto todo el año y mantenerlo vale mucho dinero y mucho tiempo.

P. ¿Qué opinión le merece el Festival de Patios hoy por hoy?

R. El Festival está bien, lo que pasa es que, para mí, el expediente de Patrimonio Inmaterial (de la Humanidad) nos ha desbordado un poco. La gente, cuando hay expedientes de Patrimonio, va a verlos. Pero esto es lo que queríamos. Es lo que tenemos y nos tenemos que aguantar durante 15 días, que es una pena que sean 15 días, porque de estos espacios la gente debe disfrutar más.

P. ¿Qué considera necesario mejorar?

R. El Concurso es algo público y la mayoría, casi el 99%, de los patios son privados. ¿Eso cómo casa? Tenemos un problema. Aquí ya hemos barajado muchas hipótesis y al final siempre chocamos con lo mismo, una cosa pública con otra privada. Eso no casa todo lo bien que debiera. Que necesitaríamos ayudas, pues vamos a ver si las entidades privadas, que son las grandes beneficiadas de esto… Yo llevo muchos años reivindicándolo, ellos son los que no dan nada y son los que tendrían que ayudar. ¿Ayudar cómo? Habría que sentarse, estudiarlo. Para mí lo que tiene valor es la contribución al mantenimiento, porque lo que se da en dinero, va y viene.

P. ¿Qué futuro cree que aguarda al Festival de Patios?

R. Ya tenemos el presente, que es el futuro. Cada año va a más. He leído que va a venir un millón de visitas, pues no me extraña. En esta casa, desde Semana Santa las colas están ahí. En Semana Santa y la semana siguiente, que era el puente (festivo) de Madrid, ya teníamos colas.

P. ¿Cuál es su recomendación para disfrutar de los patios?

R. Sobre todo, que sepan (los visitantes) que entran en casas particulares. El Concurso dura muchos días, que la gente sepa que cuando entra, detrás viene más. Vamos a respetar para que puedan disfrutar todos los que están pendientes de llegar, para que vean el patio en su mayor esplendor.

Etiquetas
stats