Claveles y Gitanillas: dedicación para poner en valor la Fiesta de los Patios

Rafael Barón, presidente de la Asociación Claveles y Gitanillas

En 2021 el Concurso de los Patios de Córdoba celebra sus primeros 100 años de existencia. Un siglo de vida donde han tenido épocas de mayor y menor esplendor pero que tras ser reconocidos por la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en 2012, la fiesta ha experimentado un crecimiento exponencial, con una mayor difusión. Un éxito al que han contribuido las instituciones públicas -en mayor o menor medida-, pero donde sobre todo tienen un papel imprescindible los propietarios y cuidadores de los distintos patios y recintos que se reparten a lo largo de la ciudad.

Precisamente con la intención de recoger todas las inquietudes y necesidades de estos propietarios y cuidadores nació en 1996 la Asociación de Patios Cordobeses Claveles y Gitanillas, la segunda dedicada a este ámbito de la ciudad. En sus primeros años, la asociación dedicó gran parte de sus esfuerzos a concienciar al Ayuntamiento de Córdoba de que había que potenciar no sólo la Fiesta de los Patios, sino que también las ayudas a los cuidadores de patios, ya que son ellos los que mantienen viva la fiesta.

Uno de sus primeros hitos llegaría a los pocos meses de constituirse como asociación, en el año 1997, cuando el Ayuntamiento, tras escuchar sus peticiones, dividió el Concurso de Patios en dos modalidades diferentes: recintos de arquitectura antigua y recintos de arquitectura moderna. “Ésta era una reivindicación por parte de muchos vecinos y propietarios, ya que las casas nuevas que se iban incorporando al concurso y lo iban revitalizando tenían el hándicap de no poder competir contra otros recintos mucho más antiguos y señeros, que eran los que siempre obtenían la mayoría de los premios del concurso”, señala a CORDÓPOLIS Rafael Barón, presidente de la Asociación Claveles y Gitanillas. 

Unos años más tarde, en colaboración con la Delegación de Educación del Ayuntamiento de Córdoba, se puso en marcha un proyecto educativo para dar a conocer la tradición de los patios, de manera que los más pequeños conocieran su significado y que la tradición continuase con el paso de las generaciones. “Todo surgió gracias al impulso de la que entonces era presidenta de la asociación, Elisa Pérez, quien entendió que era necesario que se implicara a los colegios para inculcar a los niños el amor por las plantas y los patios de Córdoba”, comenta Barón. De hecho, esta actividad se sigue desarrollando en la actualidad, aunque como consecuencia de la pandemia las visitas de escolares a los distintos patios se han tenido que suspender en esta edición.

Otra iniciativa que surgió a propuesta de Claveles y Gitanillas fue la creación de la revista Patios de Córdoba, una publicación que recogiera no sólo las actividades desarrolladas por la propia asociación, sino que también fuera un lugar donde tuvieran cabida la sabiduría de muchos estudiosos, enamorados y conocedores de los Patios. “La publicación de la revista Patios de Córdoba ha sido una de las cosas que se ha llevado por delante la pandemia, aunque nuestra idea es recuperarla en cuanto se pueda”, destaca su presidente. Asimismo, con la intención de reconocer la labor de cuidadores, personalidades e instituciones, la asociación creó hace ya algunos años la distinción “clavel y gitanilla de oro”, que se otorga cada año en el mes de octubre y que en 2021 se recuperará tras no haberse otorgado en el pasado año.  

Pero en Córdoba los patios pueden contemplarse más allá del mes de mayo, gracias en gran medida a proyectos como ‘Navidad en los Patios’ o más recientemente ‘Los Patios en Jueves Santo’. Iniciativas éstas con las que se recuperan algunas de las tradiciones más antiguas de la ciudad y donde los patios se convierten en lugares de encuentro entre vecinos y visitantes. “Navidad en los Patios se ha ido asentando con el paso de los años y cada vez son más los propietarios que abren las puertas de sus casas para celebrar la Navidad”, explica Barón. Por otro lado, ‘Los Patios en Jueves Santo’ celebró su primera edición en la pasada Semana Santa y fue todo un éxito de visitas. “En las cuatro horas que permanecieron abiertos los distintos patios recibimos más de 6.000 visitas”. Y es que los patios de Córdoba, gracias al impulso y el entusiasmo de asociaciones como Claveles y Gitanillas, hacen que la fiesta se vaya actualizando a las nuevas necesidades y que perdure con el paso de los años. 

Etiquetas
Publicado el
15 de mayo de 2021 - 05:00 h