Kira Moda: confianza, atención personalizada y seguridad ante el Covid en el comercio de barrio

Kira Modas | ÁLEX GALLEGOS

Kira Moda lleva dos décadas asentada en la calle Jesús Rescatado, ese gran centro comercial abierto de la zona este de la ciudad de Córdoba, uno de los puntos donde el comercio de cercanía resiste con estoicismo al pulso de las crisis económicas.

¿Cómo lo ha hecho hasta ahora? Pues para Cristina González, la dependencia que lleva 13 años trabajando en esta tienda de moda femenina la receta es simple: confianza y la atención personalizada. “Hacemos mucho hincapié en la atención al cliente y en que éste se vaya contento. A veces, si no se le puede ofrecer lo que quiere, se le busca una alternativa o directamente optamos por posponer la venta hasta que le ofrezcamos lo que verdaderamente quiere. Porque si una clienta se va contenta, siempre va a volver”, afirma esta joven.

Ella lo sabe bien. Conoce la tienda porque cuando era niña acudía a ella con su madre a comprar. Fue luego, con la mayoría de edad, cuando entró a trabajar en este negocio, que forma parte de una cadena de tiendas jienense que cuenta con una veintena de establecimientos en toda España.

Otra de las cualidades que distingue a Kira Moda de Jesús Rescatado es la clientela. El grueso son vecinos del eje Rescatado-Viñuela-avenida Barcelona, pero una parte nada desdeñable la forman clientes de la provincia. Quizá por ello, este año tan duro una de las cosas que más se han notado ha sido la pérdida de esas clientas, lastrado por los sucesivos periodos de restricción.

“Ha sido un año complicado. Creo que todos estamos en la misma situación. 2020 es un año de resistencia, en el que hay que aguantar hasta que todo vuelva a la normalidad. Dentro de lo malo, la sensación en la tienda es que se va avanzando y que muy pronto se podrá tener algo de normalidad”, explica al respecto González, entre atención y atención a las clientas que se van dejando caer por el establecimiento.

Porque, eso sí, González destaca que, a pesar de la pandemia, las clientas habituales prefieren venir a la tienda. “Y nosotros hemos trabajado mucho en sumar seguridad a la confianza que ya les ofrecíamos”, añade sobre un negocio que también tiene desde hace tiempo sección de venta online, que se ha incrementado durante los últimos diez meses, en los que, por supuesto, ha habido quien “ha preferido hacer compras sin tener que ponerse en riesgo”.

Para las que siguen acudiendo a consultarle a Cristina, Kira Moda ofrece todas las seguridades contra el Covid-19, incluido un servicio de desinfección de la ropa y los probadores.

Todo para mitigar un año que ha sido el peor que se recuerda. “Jamás habíamos pasado por algo así, ni en la crisis de 2010. Hemos tenido épocas de más o menos ventas, pero no ha sido comparable a este año 2020”, afirma González, que explica que la estrategia a seguir ha sido la de promocionar “selecciones de artículos que han estado rebajados, buscando hacerlos atractivos, así como campañas capaces de llamar la atención de los clientes, que están pasando, en muchos casos, por una situación económica compleja”

Etiquetas
stats