ÁLEX GALLEGOS


0

Un vino, un alimento y un palo del flamenco, todo unido y em perfecta simbiosis. El maridaje de la gastronomía, la enología y el arte del flamenco han protagonizado la presentación de la oferta para ganarse los sentidos del turista y atraerlo para visitar Córdoba.

El stand de la capital en la Feria Internacional de Turismo ha acogido una degustación maridaje de vinos y alimentos de la tierra, con flamenco. El vino tinto tomado con turrolate al son de una rumba, el palo cortado para tomar con queso mientras se escuchan sevillanas, el fino con almendras y un fandango al oído, el amontillado maridado con jamón ibérico al son de una soleá y el PX dulce para tomar con naranja de Palma del Río y escuchar los cantos de trilla: música y gastronomía para enamorar al turista.

Etiquetas
Etiquetas
stats