Dos afiliados de Cs se dan de baja ante la “falta de democracia” del partido y denuncian irregularidades

Rivera, en un momento de su intervención | MADERO CUBERO

Dos afiliados de Ciudadanos en Pozoblanco, Ángel Salamanca y María Jesús Adell, han causado baja de la formación naranja tras la "falta de democracia" del partido y después de denunciar la "actitud arrogante y vergonzosa de la agrupación" del municipio.

Esta decisión viene después de que ambos militantes, exconcejales del Partido Andalucista (PA) en Pozoblanco y hasta ahora afiliados a Ciudadanos, hayan denunciado presuntas irregularidades económicas en el PA y de la mano del que fuera su líder, Emiliano Pozuelo.

Entre las presuntas irregularidades que denunciaron dichos militantes, acusan a Pozuelo de haber continuado cobrando del PA una vez presentada su dimisión y estando afiliado a C's, y de haber firmado un cheque "sin haber justificado el destino del dinero y pasados tres meses de su dimisión del PA". Siendo ya alcalde de Pozoblanco por la agrupación de electores P+, denuncian ambos afiliados, Pozuelo firmó "otros dos talones del PA sin justificar el destino del dinero".

En el escrito de los afiliados, que ha sido remitido a este periódico, ambos aseguran que desde el PA nunca se han dado ningún tipo de explicaciones y que estos hechos son conocidos por el Secretario de Organización de C's, Fran Hervías, y por la Comisión de Garantías. Esta situación derivó la apertura de un expediente disciplinario a Pozuelo, "aunque nada más se supo de dicha apertura".

De cara a las elecciones municipales del próximo 26 de mayo, ambos afiliados aseguran que preguntaron "por la forma de confeccionar la lista ya que el rumor que existía era que Pedro García Guillén encabezaría la lista" por Pozoblanco a los comicios. Aunque el Secretario de Organización de la formación Manuel Torrejimeno -candidato al Ayuntamiento de Córdoba- afirmó que aquello "era un bulo", lo cierto es que el Comité Ejecutivo Nacional de Ciudadanos ratificó a García Guillén como candidato a la Alcaldía de Pozoblanco.

El pasado 14 de febrero, la Agrupación de Pozoblanco decidió la apertura de un segundo expediente disciplinario, esta vez a Ángel Salamanca, tras las palabras vertidas sobre Torrejimeno. Dicho expediente toma, además, como medida cautelar la suspensión de la militancia, lo que implica que no puede participar como elector ni asistir a la Asamblea General del partido.

Etiquetas
stats