La «tuba» del 5 de noviembre, validada por la AEMet

La tuba o nube-embudo, en el centro de la imagen | Foto: ÓSCAR DÍAZ

El pasado sábado día 5 fue el último gran día de lluvia en Córdoba, a la espera de lo que se avecina en los próximos días. Fue el día de este vídeo, de la avenida del Brillante inundada a mediodía. A la tarde volvieron los intensos chubascos. Y lo hicieron acompañados de fenómenos singulares como el que se aprecia en la imagen superior. Se trata de una «tuba», o «nube-embudo», que el fotógrafo Óscar Díaz captó a las 17:10 de esa tarde, desde la ciudad hacia la campiña.

Una «tuba» o «nube-embudo» es definida por la AEMet como «un vórtice de aire y vapor de agua condensado, con forma de cono o tubo, que gira rápidamente, colgando de una nube de tipo convectivo, pero sin llegar al suelo»vórtice de aire y vaporcon forma de cono o tubocolgando de una nube de tipo convectivosin llegar al suelo. La sección de la AEMet sobre fenómenos atmosféricos singulares (SINOBAS http://sinobas.aemet.es/) acaba de validarla con «fiabilidad alta», es decir, el máximo. En el comentario del fenómeno añaden que «bajo uno de los numerosos núcleos que afectaron a Córdoba durante el día, se observa estructura que concuerda con una tuba en forma. Es lejana y no se aprecia rotación o falta de esta a simple vista. Al observar posteriormente la fotografía, aplicando zoom, se puede observar mejor y se evidencia la forma de la estructura» se observa estructura que concuerda con una tuba en formano se aprecia rotación o falta de esta a simple vistaaplicando zoomse puede observar mejor y se evidencia la forma de la estructura. El radar de Sevilla mostraba diez minutos antes de la fotografía unas alturas de los ecos más intensos de precipitación de entre 8 y 10 km, justamente en la zona del avistamiento, lo que indica que existía convección importante (movimientos verticales del aire) y la posibilidad de ocurrencia del fenómeno.

El mismo fotógrafo ha recogido con su cámara dos testimonios más de «tubas» este año en las proximidades de Córdoba capital, ambas validadas también con alta fiabilidad. Una fue el 20 de marzo, el Domingo de Ramos de granizos y chaparrones. La otra, el 28 de mayo, coincidiendo con el segundo sábado de Feria, y a la postre último día de lluvia en Córdoba antes del verano (no llovió de una manera significativa hasta el 13 de septiembre).

Etiquetas
stats