¿Que llueve el martes? ¿Otoño 'is coming'?

Unas cordobesas se protegen de la lluvia  | MADERO CUBERO
El termómetro podría pasar en una semana de marcar casi 46 grados a quedarse en 26, con la llegada además de las primeras lluvias notables

Desde que existe el whatsapp, hay un meme que pasa de teléfono en teléfono en la ciudad: “Córdoba tiene cuatro estaciones: verano, invierno, la del tren y la de los autobuses”. A fuerza de cambios brutales del tiempo, al final el meme va a llevar hasta razón. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para la próxima semana un cambio radical. Tanto, que el termómetro podría pasar en una semana de marcar casi 46 grados a quedarse en 26, con la llegada además de las primeras lluvias notables.

A través de sus redes sociales, en Twitter y Facebook, el Colectivo Meteofreak asegura que estamos ante la gran llegada del otoño, por culpa de una vaguada que provocará inestabilidad atmosférica, un gran descenso de las temperaturas y lluvias que quizás podrían ser intensas. De hecho, recuerdan un episodio muy similar que se produjo en Córdoba el 16 de septiembre de 2002, un día en el que había una contrarreloj de la Vuelta a España que estuvo más que pasada por agua y con un tiempo más que otoñal.

Para la próxima semana, el automático de Aemet prevé que los grandes cambios lleguen el martes. Para ese día, ya hay un 95% de posibilidades de que llueva. A largo plazo, los modelos marcan que incluso las lluvias en la provincia podrían ser notables. En Córdoba no llueve con cierta intensidad desde la Feria.

Las temperaturas se desplomarán. Así, la máxima prevista es de 26 grados. El día de antes, lunes, Aemet prevé una máxima de 34 grados. En una semana, el termómetro en la provincia habría pasado de estar cerca de los 46 a bajar 20 grados. Las mínimas también serán frescas y se quedarán en 17 grados, aunque para el miércoles se prevé que bajen bastante más, hasta los 13.

Es decir, la próxima semana ya sí que empezará a hacer falta algo más que la rebequita. Ya iba siendo hora, después de que Córdoba haya sufrido el verano más caluroso desde que hay registros, allá por 1959.

Etiquetas
stats