Te puede tocar a ti: desde la portería hasta la punta

Jugadores del Córdoba en un entrenamiento a las órdenes de Romero | ÁLVARO CARMONA
La llegada de Romero augura cambios en el once | Los jugadores menos utilizados por Djukic, ante una última oportunidad

¿Motivos para cambiar? Los jugadores postergados en el Córdoba aguardan el momento de ser escogidos como solución para enderezar el rumbo. El panorama está así. El Córdoba es colista destacado, ha engarzado una serie de ocho derrotas consecutivas sin paragón en su historia, las estadísticas le lanzan mensajes descorazonadores y entre los once partidos que ve en el horizonte hay algunos de altísimo riesgo. El club ha decidido que había que cambiar la dinámica y ha ejecutado un relevo en el banquillo: se va Djukic y entra José Antonio Romero, hombre de la casa, con la misión de liderar una reacción nunca vista en la Liga. Jamás nadie se salvó después de perder ocho veces seguidas. Hay incógnitas sobre lo que hará el nuevo responsable del banquillo, pero parece evidente que no será lo mismo que su antecesor. Que, por otra parte, fue un paladín del movimiento contínuo. Sólo repetió una vez la alineación y alteró puestos, sistema y lo que hiciera falta. Hay expectación por ver qué toca Romero en este Córdoba necesitado.

La posibilidad de cambios afecta a todas las zonas del campo. En la portería, Mikel Saizar suplió a Juan Carlos después de la derrota blanquiverde (3-0) en el Sánchez Pizjuán ante el Sevilla. El meta vasco ha defendido en marco en cuatro ocasiones y nunca dejó la puerta a cero. ¿Retorno del alcarreño? El veterano Saizar, que ha debutado hace un mes en Primera, volverá a Anoeta, donde se formó aunque nunca llegó a debutar en el primer equipo. En el lado izquierdo de la defensa se abre un dilema. Fede Vico, titular en los dos últimos partidos, anda tocado. Edimar, el refuerzo invernal, se cayó de las listas con Djukic, al igual que Dani Pinillos. Teniendo dos especialistas en el puesto, parece aventurado pensar en mover a Crespo a la banda para dar entrada a Íñigo López al lado de Pantic en el centro, pero todo es posible. En la banda derecha, Campabadal y Gunino siguen su pelea por un puesto. Luso ya lo hizo en Málaga.

En medio, con sobredosis de medias puntas, se abre un abanico de opciones casi ilimitado. López Silva puede volver a contar después de que en enero no le encontraran destino. Héldon, fuera de juego para Djukic, no lo tiene claro. Como tampoco Fede Cartabia y Bebé, dos referencias que serán, para bien o para mal, claves en el desenlace de la temporada. Para el medio centro, el esloveno Krhin está mostrando empaque y es el mejor de todos los fichajes invernales. Luego están Ekeng, Zuculini, Rossi y Luso. También puede volver a contar Abel Gómez, capitán y jugador con peso. El sevillano podría ser uno de los catalizadores anímicos de un grupo para el que pidió compromiso esta semana. Utilizó términos duros en la sala de prensa, donde confesó que no ve "a todos al cien por cien" de implicación.

En la punta, los focos se sitúan sobre dos hombres: Nabil Ghilas y Florin Andone. El primero, tras sus desencuentros con Djukic, está en entredicho. Es el máximo goleador de un equipo que necesita goles. En principio, su alineación se da por segura aunque lleva dos meses sin funcionar a su nivel. ¿Y Florin? Ídolo de la afición, el rumano de 21 años es un jugador todavía en formación, aunque su carácter, espíritu combativo y gol -lleva tres en nueve partidos- le convierten en un recurso a tener muy en cuenta. Puede jugar uno, otro o los dos. La ecuación se despejará el domingo por la tarde en Anoeta, aunque también existe interés por ver la primera lista de convocados de Romero.

Etiquetas
Publicado el
20 de marzo de 2015 - 10:22 h
stats