Soto, tres lustros después

Soto, en su primer entrenamiento como segundo de Curro Torres | ÁLEX GALLEGOS

Quien le viera jugar en El Arcángel, a buen seguro le reconociera a golpe de vista sin tener información previa. Quien le recuerde, probablemente le supiera con pasado en común. Porque lo tiene con la afición. El destino quiere que de repente se produzca un regreso más, tras los de Javi Moreno, Rafa Navarro, Andrés Armada o López Murga, al Córdoba. Esta vez el protagonista es valenciano y se llama José Vicente Soto, Soto para los apasionados del conjunto blanquiverde. Desde el lunes vuelve a caminar por El Arcángel y desde el martes pisa el césped de la Ciudad Deportiva. Muchos cambios encuentra después de tanto tiempo, pero él sigue igual. Por aspecto físico, es increíble que transcurrieran nada más y nada menos que 15 años entre su adiós como jugador y su retorno como técnico.

Está de vuelta tres lustros después. José Vicente Soto Navarro (Valencia, 1972) es la mano derecha del nuevo entrenador del Córdoba, Curro Torres, desde que iniciara su trayectoria en los banquillos. Los dos arrancaron juntos en este apartado profesional dentro del fútbol en la cantera del Valencia, que conocieron también como futbolistas. Fue en el primer conjunto cadete del club che, desde el que dieron el salto a su filial. En el Valencia Mestalla completaron un periplo notable con un final sobresaliente, casi de matrícula de honor. Estuvieron a punto de ascender al Mestalla a Segunda A, pero la partida se la ganó finalmente el Albacete. Ocurrió en la temporada 2016-17, justo antes de que volvieran a categoría profesional gracias al Lorca. Al frente del cuadro murciano se estrenaron precisamente en Segunda A el anterior curso.

Lo cierto es que la destitución de Sandoval provoca un reencuentro inesperado. El de Soto con un Córdoba del que formó parte como jugador a comienzos del nuevo siglo. La entidad se asentaba entonces en la división de plata tras el ascenso, apenas dos temporadas antes, en Cartagena. El valenciano se convirtió en futbolista blanquiverde en verano de 2001, cuando recaló en El Arcángel tras pasar por el Recreativo. Con el cuadro califal disputó 51 partidos oficiales en las dos temporadas que militó en éste, la 2001-02 y la 2002-03. Llegó con fuerza y enseguida se hizo con un puesto en el once, en un equipo en principio entrenado por Juan Verdugo. El técnico, hombre de la casa, sólo duró en el puesto dos jornadas y tras él se sentaron en el banquillo Crispi, tercer preparador con más encuentros oficiales al frente de los cordobesistas, Pepe Murcia y García Remón.

Pero le fue al centrocampista, que tal era su demarcación, en la segunda campaña en blanco y verde. Cierto es que vivió un campeonato convulso, con la destitución de Iosu Ortuondo y después la de Fernando Zambrano. Terminó su periplo en el Córdoba bajo las órdenes de Castro Santos y después de un ejercicio agotador. Fue el curso de la primera salvación agónica en Segunda A, con gol de Ariel Montenegro en Getafe. Y él estuvo presente, en el Coliseum Alfonso Pérez en junio de 2003. Después tomó rumbo a la Cultural Leonesa, que curiosamente años después se convirtió en el damnificado principal de la heroica remontada califal para lograr la permanencia. Sí, sucedió la última temporada, la ya borrosa 2017-18.

Y 15 años después, el valenciano está de regreso. Un hecho éste que es posible por su condición de inseparable de Curro Torres, con quien compartió vestuarios por vez primera hace ahora dos décadas. Ambos defendieron la elástica del Valencia B en la campaña 1998-99, de manera un tanto casual. El nuevo técnico despegaba tras ser fichado a la Gramanet una temporada antes y su segundo actualmente andaba hacia su madurez deportiva. Soto tenía 26 años entonces, cuando también coincidió con un tal Jonathan López en el filial che. El portero defendió la camiseta del Córdoba en la 2005-06, en su doloroso regreso a Segunda B.

El actual tándem técnico gozó de otro año de experiencia común antes de colgar las botas una temporada después, cuando uno salió cedido a un Recreativo por el que el otro firmó. Los dos se enfrentaron al equipo al que ahora dirigen en la 1999-2000, cuando el cuadro califal disfrutaba de su vuelta al fútbol profesional tras casi dos décadas. Quizá entonces José Vicente Soto ni siquiera podía imaginar que después vestiría de blanquiverde sobre el césped. Menos aún, probablemente, que lo volvería hacer pasado el tiempo, tanto como tres lustros, pero ya como entrenador. Por cierto, el valenciano coincidió con Rafa Navarro, director de cantera, y Rafa Berges, director deportivo, en aquel Córdoba de la 2001-02.

Etiquetas
stats