¿Qué tal si repetimos?

Jesús Rodríguez, ante el Levante en Vista Alegre el pasado curso | ÁLEX GALLEGOS

Si tropieza con la misma piedra, ¿es capaz también de saltar una conocida? El refrán se torna en tópico no pocas veces, como las estadísticas son vistas también en otras muchas con falta de perspectiva. No siempre uno cae en punto idéntico, lo cual no se diera al comienzo del camino, ni tampoco se repite una meta igual porque sí. Aun así, el Córdoba Patrimonio de la Humanidad prefiere pensar en la segunda opción de cara a este viernes, cuando por tercera semana consecutiva juega antes del fin de semana. La escuadra califal visita en la víspera del sábado (21:00) a un rival de rango superior pero en situación complicada, o cuando menos no tan favorable como hace un tiempo. Frente a sí va a tener el equipo de Josan González a un Levante que arrancara esta campaña, con fichajes de primerísimo nivel, con un pleno de triunfos -siete de siete- y que actualmente encadena cuatro jornadas sin conocer la victoria. ¿Tiene el conjunto blanquiverde una ocasión propicia para dar otro paso adelante?

La pregunta en realidad es otra. ¿Qué tal si repetimos? Desde luego no le viene nada mal al Córdoba Patrimonio de la Humanidad reincidir a la inversa -esto es de manera positiva y no como indica el verbo- en su papel de visitante. Para empezar porque es uno de sus mayores problemas desde que hace menos de año y medio debutara en la mejor liga del mundo. Esto es, ya se sabe, Primera de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS). Desde su acceso a la competición con los más potentes clubes del panorama internacional en la disciplina sólo cuenta el cuadro califal con dos victorias lejos de su feudo. Y la primera, y única hasta hace sólo alguna semana, es la que logró dentro de la segunda fecha del campeonato anterior -el 2019-20, en que se estrenaba-. Aquella alegría se la dio al cuerpo el equipo ahora dirigido por Josan González precisamente en la pista que visita este viernes. Es decir, en Paterna y ante el Levante. Una historia que quieren repetir los jugadores de la entidad presidida por José García Román.

¿Qué tal si repetimos? Ésta es la cuestión. También porque durante esta campaña el primer triunfo bajo el rol de foráneo tardó en alcanzarla mucho más de lo esperado. No tanto por la asequibilidad de los rivales a los que rindió visita sino por el precedente de la pasada temporada. El conjunto blanquiverde se impuso al Real Betis, en etapa de vacas gordas y cuando parecía hacerse con el título de revelación, en su parqué, el de Amate, el pasado 4 de diciembre (1-2). Aquel resultado, de encuentro aplazado de la primera jornada por Covid-19 de los verdiblancos, es el último que añadió a su historial el cuadro califal. Por tanto, significaría encadenar dos victorias en feudo ajeno. Pero la pregunta hecha desde el comienzo vale a su vez, y ya quedó escrito, en relación a su adversario de este viernes. Un Levante al que, en efecto, asaltó recién llegado a la máxima categoría del fútbol sala español.

No es fácil sin embargo la reedición de aquel éxito efímero que supuso un electrónico de 2-3 y seis puntos en el casillero. Básicamente porque si ya era complejo vencer en Paterna en septiembre de 2019 más lo es a finales de este atípico 2020. Así es tanto por potencial y rango de uno y otro equipo como por las capacidades mostradas por ambos en pista propia y extraña. El Levante, que dejó de tener como referente a nivel ofensivo al montoreño Cecilio, renovó su plantilla con contrataciones de altura como lo son Rivillos o Araça. Los valencianos además tienen facilidad para marcar por si fuera poco, al ser la cuarta escuadra máxima anotadora de Primera. Como nota positiva, por contrarrestar, el conjunto de Diego Ríos encaja bastante; más que el cuadro califal de hecho. El Córdoba Patrimonio de la Humanidad acumula 28 tantos en contra y su rival esta vez, 29. Aun así, el factor en principio más determinante de la contienda es otro puramente estadístico: los granotas llevan cuatro jornadas sin conocer la victoria, con tres derrotas y un empate. Dichos datos hicieron que no sólo perdiera un merecido liderato al principio del curso sino la segunda plaza.

Es la aparente fragilidad actual del cuadro levantino lo que pretenden aprovechar los de Josan González en esta ocasión. Sobre todo porque les permite mejorar, si así lo consiguen, todavía más en el plano defensivo y sobre todo en ataque. Con todo, no va a ser éste un choque sencillo sino más bien todo lo contrario. Y en este sentido tiene el Córdoba Patrimonio de la Humanidad un contratiempo importante. Los blanquiverdes pierden a su máximo artillero, uno de sus jugadores más determinantes y el primero de sus integrantes en acudir con la selección española. Se trata de Alberto Saura, que es baja por una microrrotura muscular en su gemelo izquierdo. La ausencia del pívot de La Unión (Murcia) es sin duda relevante aunque no trascendental. En este sentido, los califales esperan obtener premio de la capacidad goleadora de Jesulito o Zequi, y  de Boyos pese a sus escasos minutos, y el trabajo del colectivo.

Etiquetas
stats