Saizar dice adiós: su destino está en Chipre

Saizar, junto a Sillero y Juan Carlos en Campoamor. | MADERO CUBERO
El club anuncia la salida del portero vasco, que abandona la disciplina blanquiverde después de tres cursos | Su próximo equipo es el AEK Larnaca de Chipre, con el que jugará la Liga Europa

Saizar ya no es portero del Córdoba. Su destino es el AEK Larnaca de Chipre, con el que jugará la previa de la Europa League. Todo hacía indicar, a primera hora de este martes, que el final sería precisamente el que fue. La puerta de salida en el Córdoba se volvió a abrir más de un mes después para Mikel Saizar. El guardameta deja de pertenecer a la disciplina blanquiverde, una circunstancia que anunció el club al mediodía. Primero lo hizo a través de su cuenta de Twitter y posteriormente con un breve comunicado en su web oficial. La entidad califal hizo oficial la salida del cancerbero, que ya era un secreto a voces a primera hora de la mañana tras su ausencia en el primer entrenamiento del equipo en la Ciudad Deportiva Rafael Gómez tras el stage en el Golf Resort Campoamor.

“En el día de hoy martes 21 de julio Mikel Saizar y el Córdoba CF han llegado a un acuerdo para la desvinculación profesional del portero con la entidad”, expresó en su comunicado en la web oficial el Córdoba. El club añadió en la nota que “agradece la profesionalidad” del guardameta vasco “durante su permanencia” en el mismo, “a la vez que le desea suerte en sus futuros compromisos profesionales”. De esta forma, el cancerbero natural de Ibarra puso punto final a su etapa como futbolista blanquiverde y abrió la puerta quizá a un periplo por el extranjero: Chipre podría ser su destino. Lo cierto es que la opción de que hubiera cambios en la portería de la escuadra califal de cara a la próxima temporada, que nunca dejó de resultar imposible, se convirtió en realidad este martes. La baja del guardameta guipuzcoano, que es la segunda del equipo que dirige José Luis Oltra en lo que va de mercado estival tras la de Pinillos, supone, como es lógico, la necesidad de reforzar la portería.

Precisamente la puerta blanquiverde es una de las demarcaciones que menos se movió en los últimos cursos, con Mikel Saizar muy presente. El arquero vasco recaló en el Córdoba de cara a la campaña 2012-13, en la que el banquillo estaba ocupado por Rafa Berges y la titularidad ganada por Alberto García. Entonces, disputó apenas ocho encuentros entre Copa (seis) y Liga (dos). La salida del catalán permitió al de Ibarra asumir la responsabilidad de defender la meta califal en una temporada que al final resultó ser la del histórico retorno a Primera. Fue indiscutible garante de la puerta califal hasta que se lesionó (con 31 partidos en Segunda A) hasta que se lesionó, lo que causó que tuviera que vivir el salto a la elite desde el banquillo. Ya en la máxima categoría del fútbol español, hubo de esperar su oportunidad mientras Juan Carlos ocupaba la demarcación y sólo acumuló seis choques ligueros y dos coperos.

La posibilidad de que Mikel Saizar abandonara la disciplina blanquiverde existió a lo largo del mercado invernal del pasado curso, si bien finalmente continuó dentro de la plantilla en Primera. Este martes, la desvinculación se convirtió en realidad. Horas después de que el club anunciara dicho acuerdo entre ambas partes para romper el año de contrato que le restaba al guardameta -hasta junio de 2016-, éste lanzó en las redes sociales una carta de despedida en la que desveló sus emociones con su hija Nora como protagonista:

Qué difícil es decirte esto, pero nos vamos de la tierra donde naciste, nos vamos de la ciudad que te ha visto crecer y hemos estado como en casa, nos vamos de El Arcángel donde suele estar tu peluche favorito Koki, con el que duermes todos los días y donde viste al aita cumplir el sueño que tenía desde pequeño: debutar en Primera División. Nos vamos del Córdoba CF con el que tocamos el cielo en Las Tendillas hace un año.

Nos vamos de un lugar en el que hemos sido felices y todo esto es difícil de olvidar. No te preocupes, te prometo que volveremos a El Arcángel a escuchar ese himno que tanto te gusta cantar y que a tu padre le ponía el vello en punta cada partido que saltaba al campo.

Nos vamos con la portería a otra parte, pero con la mochila llena de amigos, recuerdos y momentos inolvidables. ¡Gracias a todos, sois muy grandes!

Etiquetas
stats