Con Rafa, tampoco: la parálisis permanente

Rafa Navarro, en el Elche-Córdoba en el Martínez Valero | LOF

Los números cantan lo que el césped habla. Rafa Navarro no ha podido enderezar la errática trayectoria de un Córdoba que sigue la misma tendencia que tuvo con sus antecesores. Nadie logró arrancarlo de verdad. El equipo no ha sido capaz de enlazar dos triunfos seguidos en 33 jornadas de campeonato y lleva 32 en posiciones de descenso. Ahora es colista, a ocho de la salvación y el límite lo marca el Lugo, que visitará el próximo domingo El Arcángel. No hace falta añadir mucho más a propósito de la relevancia de un duelo al que la etiqueta de "a vida o muerte" se le queda corta.

La derrota en Elche resultó un golpe durísimo, una bofetada de realidad para un cordobesismo que paladeaba una tibia ilusión después del empate en Cádiz y la victoria ante el Mallorca. Cuatro puntos seguidos y un par de actuaciones más que decentes convirtieron en el escenario poco menos que en un paraíso. "Es el partido del año", advirtió Rafa Navarro en las vísperas de la visita al Martínez Valero. Fue, también, el petardazo del siglo. "No estuvimos a la altura", se lamentó el técnico de Ciudad Jardín en la sala de prensa.

Resulta evidente que el equipo no ha conseguido el tono competitivo necesario como para dar la vuelta a una situación horrible, que solo se sostiene con unas cuentas tirando a descabelladas. Quedan nueve partidos -que son ocho, porque aún está el partido ante el Reus- y van 26 puntos. El choque ante los catalanes, expulsados y descendidos, lo tiene ganado sin jugar por 1-0. Obviando esa cita de despacho, el Córdoba tendría que vencer en todos los partidos (8) para sumar 24 puntos y llegar a los legendarios 50. Hubo un tiempo en el que se criticaba, por mediocre, la celebración de una permanencia. Ahora el cincuentapuntismo, una fiesta de pobres, se presenta como una utopía. A ese nivel ha llegado el Córdoba.

El equipo, tras seis jornadas con Rafa Navarro en el banquillo, ha ganado solamente uno de sus seis encuentros. El Córdoba ha sumado cinco puntos de los últimos 18 en juego, después de lograr una victoria frente al Mallorca (3-2), dos empates -ambos 1-1, ante Málaga en casa y Cádiz en Carranza- y tres derrotas: Extremadura (3-0), Sporting (1-2) y Elche (1-0). El equipo blanquiverde no solamente no ha logrado salir de los puestos de descenso, sino que ha caído a la última plaza tras ser superado por el Nástic de Tarragona, que suma 27 puntos, uno más que los andaluces.

Navarro se añade así a la lista de profesionales que han visto frustrada su tentativa levantar al Córdoba. En pretemporada dirigió a la plantilla el almeriense Francisco Rodríguez -actual técnico del Huesca, en Primera-, que dimitió a falta de dos semanas para el arranque de la Liga. José Ramón Sandoval estuvo entre las jornadas 1 y 14, ganando solo dos partidos y sumando 11 puntos sobre 42. Le sustituyó Curro Torres, de la jornada 15 a la 27, con el que el Córdoba ganó dos partidos más y capturó 10 puntos de 39 posibles. Los movimientos en el mercado invernal, con siete fichajes realizados, no han causado un excesivo impacto. Los mejores en ataque son los veteranos Piovaccari y De las Cuevas, que suman 10 y 9 goles después de ser fichados el pasado verano de las filas del paro. En la retaguardia los costurones son palpables pese a los cambios en todas las posiciones: el equipo ha encajado 60 tantos.

El Córdoba ha entrado en una situación de parálisis futbolística, con réditos mínimos para poder aspirar a la permanencia. Es el peor equipo de 2019 en la Liga 1/2/3, después de haber conseguido 9 puntos sobre 42 en los últimos 14 partidos. Además, durante el periodo de Rafa Navarro se ha mostrado como el segundo más flojo de la categoría, únicamente superado por un Alcorcón que ha sumado tres puntos en esta fase.

Etiquetas
stats