Un punto que sabe doble para el Cajasur CBM

.

Un fly lanzado por Antonio Hidalgo a Carlos León de extremo a extremo y anotado por éste último sirvió para que el Cajasur CBM empatara a dos segundos para el desenlace, en un partido que tuvo virtualmente perdido en la segunda mitad ante un señor equipo como demostró ser el Conservas Alsur Antequera, cuarto clasificado de la División de Honor Plata. La primera mitad fue bastante igualada, llegándose al descanso con mínima renta visitante (13-14), pero, en la segunda, los antequeranos se marcharon hasta de cinco goles de diferencia, que fueron neutralizados con casta y entrega hasta la extenuación por un Cajasur que terminó empatando (25-25) y sumando un punto que sabe a auténtico oro.   

Partido precioso y muy intenso entre dos equipos que se lo dejaron todo sobre la pista de Fátima. Con mucha velocidad en el juego se desarrolló una primera mitad muy dinámica en la que ni Cajasur ni Antequera consiguieron distanciarse especialmente en el marcador, con alternativas de ambos equipos, defensas muy fuertes -yéndose el visitante Cabrera con roja directa- y parciales importantes por ambos bandos.

Cuando el cuadro de Lorenzo Ruiz consiguió tres tantos de ventaja, Escribano respondió con un tiempo muerto, y un 4-0 de parcial favorable local devolvió la igualada al juego. Los Nachos, Del Castillo y Soto eran una pesadilla para el Cajasur en el ataque visitante, mientras que Nazario tomaba la voz cantante ante un increíble Diego Moyano, que demostró en la meta antequerana que sigue manteniendo un altísimo nivel a pesar de sus 49 años. Así, con un mínima renta malagueña se llegó al descanso (13-14).

No comenzó nada bien para el cuadro de Escribano la segunda mitad, porque el Antequera pareció meter la quinta marcha. Los granates estaban fríos y Alberto Castro tomó la responsabilidad en ataque para llevar a su equipo a un 14-19 que tuvo que parar el técnico cordobés con tiempo muerto.

A partir de ahí, al Cajasur le tocó nadar contracorriente, reduciendo paulatinamente la renta, pero dentro de un tira y afloja, porque la ventaja antequerana se estabilizó en dos-tres tantos, con el Cajasur haciendo la goma, sin acercarse del todo pero sin caer en el abismo. Aitor, con su valentía habitual, lideraba la intentona cajista y pronto se vio que podía sacarse algo positivo.

En el minuto 51, Chispi ponía el 22-25 en el electrónico, y ahí se acabó la producción ofensiva del cuadro de Lorenzo Ruiz, que no pudo profanar la meta local en los últimos nueve minutos. El Cajasur, por su parte, se venía arriba por momentos, aunque las imprecisiones y las paradas de Moyano parecían hacer imposible la machada. Pero el equipo creyó y dos goles de Aitor dieron paso a la última jugada, tras un tiempo muerto local, concretada con un espectacular fly de extremo a extremo que concretó en gol Carlos León. Quedaban dos segundos y Antequera solicitó tiempo muerto, pero el marcador ya no se movió y los granates festejaron a lo grande el punto conseguido. 

Etiquetas
stats