Ahí está la puerta: el Córdoba despide a Álex Gómez

El catalán Álex Gómez Comes, en la grada de El Arcángel antes del partido ante el Albacete | ÁLEX GALLEGOS

Se formalizó una medida anunciada. El Córdoba ha anunciado “el cese de los servicios profesionales prestados hasta la fecha de hoy por Miguel Linares, secretario técnico, Álex Gómez, director deportivo, y Cándido Cardoso, chief scout”, según ha expresado a través de un comunicado oficial. Con esta determinación se completa el proceso de relevos en la dirección deportiva, que desde hace semanas viene desarrollando su actividad bajo la guía de Luis Oliver y con el exblanquiverde Daniel López Ramos en el cometido de secretario técnico. “Por la presente, el club agradece la labor desarrollada en su actividad profesional durante su vinculación con esta entidad”, expone la entidad cordobesista en el escueto mensaje con el que cierra un capítulo en un área fundamental y especialmente revuelta durante toda la etapa de Carlos González. Por el puesto pasaron Juan Luna Eslava, Pedro Cordero, Emilio Vega y Álex Gómez, con intervenciones de Alfredo Duro -en la temporada 12-13- y casi siempre de Cándido Cardoso, asesor del expropietario de la sociedad.

Luis Oliver ya dejó claro en su comparecencia ante los medios del pasado lunes que el porvenir de Gómez, Linares y Cardoso era negro en el Córdoba. “Se van a tomar medidas drásticas en breve. A ver cómo lo digo sutilmente. Los que han originado este desastre no pueden seguir. Hemos tenido tres días para dar veintitantas altas y bajas para reformar los dos equipos. Ahora nos toca sufrir al presidente, a nosotros, a los jugadores que no se han ido del barco, a los nuevos… Nos toca sufrir por errores que no hemos cometido los que ahora estamos aquí. Unos van a estar en casa y otros aquí sufriendo cada domingo”, dijo el empresario navarro. En la noche de este miércoles, el anuncio se hizo oficial.

Álex Gómez Comes asumió las riendas de la dirección deportiva después de la salida de Emilio Vega Arias en el mercado invernal del pasado curso. El leonés presta ahora servicios en la Sociedad Deportiva Huesca, líder de Segunda y embalado hacia Primera División. Gómez, nacido en Tarragona hace 46 años, se incorporó a la entidad blanquiverde en junio de 2015. Lo hizo de la mano de Albert Puig, director de la cantera del Córdoba que desempeñaba su labor sin residencia en la ciudad y a través de la delegación en un equipo en el que sobresalía Gómez como pieza fundamental. Puig apenas apareció más en escena.

Gómez entrenó en sus inicios en clubes de Catalunya como Amposta, L´Atmella, Tortosa o Rasquera, antes de ingresar en la cantera del FC Barcelona. En la entidad culé desempeñó trabajos en la cantera entre 2007 y 2013, coincidiendo allí con Puig. Después de su experiencia blaugrana inició una experiencia en países del extranjero que le llevó al Kitchee chino y al Ratchaburi tailandés. Su visión cosmopolita del fútbol se completó con el paso por proyectos en países como Colombia, Arabia Saudí o Japón, donde colaboró con la Nike Japan Academy.

La buena sintonía con Alejandro González, hijo de Carlos González y expresidente del club, pesó para que Gómez Comes se convirtiera en jefe de un organigrama en el que la secretaría técnica la ocupó Miguel Linares. El ex futbolista valenciano del Mancha Real -colgó las botas un año antes- se integró en un equipo directivo en el que desempeñó un rol principal Cándido Cardoso. El onubense, que dimitió en el Córdoba en mayo de 2015 -coincidiendo con la salida de Pedro Cordero y el inminente advenimiento de Emilio Vega-, trabajó en la temporada 16-17 en el Real Club Deportivo Mallorca, equipo que terminó descendiendo y que ahora milita en Segunda B. Este trío construyó una plantilla que en las últimas semanas fue reestructurada a fondo, con siete bajas y diez fichajes.

Etiquetas
stats