Altug Celikbilek se proclama campeón del Open Ciudad de Pozoblanco

Celikbilek e Ilkel, tras la final del Open Ciudad de Pozoblanco

Punto final. El torneo, el segundo de los dos grandes que cada año se celebran en la provincia, termina después de ocho intensos días. Llega la despedida al tenis de gran competición en Los Pedroches y sucede con la victoria de Altug Celikbilek. Porque la mejor raqueta de Turquía del momento se proclama campeón del Open Ciudad de Pozoblanco Memorial Fabián Dorado. Así es después de superar en el duelo decisivo a su compatriota Cem Ilkel por 6-1, 6-7 y 6-3 en una hora y 47 minutos de juego.

Altug Celikbilek comenzó más metido en el partido y cuando su adversario quiso darse cuenta ya tenía prácticamente perdido el primer set. Cem Ilkel, cuya fortaleza con su primer servicio había resultado clave a lo largo del torneo, no tuvo buenos porcentajes, jugaba con segundos y se veía a merced de un rival que le dominó con claridad desde el fondo. El cuarto favorito apenas hacía daño con sus golpes, que se quedaban muy cortos y permitían al tercer cabeza de serie moverle por la pista.

Con 3-0 en contra, al fin, Ilkel pareció despertar. Ganó su saque con cierta solvencia e intentó meterse en el set. Sin embargo, su rival y amigo no daba opciones, con altos porcentajes de primeros. Celikbilek dominaba y lograba llevar adelante sus saques con mucha comodidad -sólo perdió tres puntos con su servicio en todo el primer set-. Y además apretaba al resto. Con 4-1 volvió a tener opciones de break y aunque Ilkel salvó uno con una espectacular dejada, no pudo hacer lo propio con el segundo. Su compatriota, a continuación, cerró una manga que apenas había durado 24 minutos.

El segundo set pareció comenzar de forma muy diferente. Ilkel ya estaba totalmente metido en el partido y podía contrarrestar la superioridad de su rival. Además, arrancó con dos aces de entrada en el primer juego y cuatro primeros saques que le dieron confianza y le permitieron, por primera vez, mandar en el marcador. Incluso llegó a ponerse 0-30 en el segundo juego. Pero estaba ante un adversario muy complicado, al menos esta semana, que no ha dado apenas opciones a sus oponentes y mantiene una regularidad que obliga a jugar siempre a un gran nivel.

Sólo alguna esporádica doble falta hacía dudar, pero era anecdótica. Con ello, la igualdad estaba servida. Con 2-2, Ilkel volvió a cometer errores con su saque y jugar con segundos, lo que estuvo a punto de costarle de nuevo un break. Lo sacó adelante al tiempo que ya empezaba a ganar algunos intercambios que, en el primer set, siempre habían acabado en el casillero de su rival y le obligaba a arriesgar un poco más. Asimismo, trataba de romperle el ritmo con dejadas, en las que se veía a Ilkel especialmente acercado.

Los puntos se hacían más largos y el partido ganaba en vistosidad con el paso de los minutos, aunque las sensaciones eran que, en el momento en que Ilkel bajara un poco el ritmo, Celikbilek acabaría pasándole por encima.

Con esa igualdad, el tie break estaba cantado. Y en él, Ilkel rozó la perfección, mientras que su rival no dio muestras de la solidez escenificada hasta ese momento. Con 1-1, Celikbilek, que a diferencia del arranque no pasaba en este set de un 50% en porcentaje de primeros, cometió su quinta doble falta y permitió a su compatriota ponerse con ventaja, que luego ratificaría con dos buenos servicios para situarse 4-1 arriba. Una ventaja que se ampliaría tras otro error no forzado (5-1). Dos buenos saques de Cem Ilkel cerraron el set con un concluyente 7-2 en 50 minutos. El duelo ya pintaba de diferente color.

La inercia se mantuvo en el arranque de la tercera manga, en la que por primera vez un Celikbilek que seguía jugando con segundos servicios sufría para sacar adelante su saque. No sólo lo sacó sino que rozó el punto de break en el siguiente. Sólo un incomprensible error propio en un fácil smash lo evitó. No sería en esa ocasión, pero sí en la siguiente. Con 2-1, Celikbilek volvió a elevar el nivel al resto, presionó a Ilkel y lo desbordó, logrando una ruptura que no llegaba desde el primer set y que luego ratificaría con su saque, que certificaba con un ace.

Con 4-1, el partido parecía claramente decantado. Celikbilek, hasta ese momento, no había cedido ninguna bola de break en todo el partido y su rival, pese a ser un gran restador, apenas había tenido opciones al resto. Pero con 4-2 llegó esa oportunidad esperada. A los errores con su saque, Altug añadió otra doble falta y su rival lo aprovechó para equilibrar el set (4-3).

Sólo fue un lapsus. Celikbilek respondió con otra ruptura, que esta vez sí fue la definitiva (6-3). El ganador suma 80 puntos para el ranking de la ATP y se embolsa un total de 6.190 euros, mientras que el finalista contará a partir de mañana con 48 puntos más en su casillero e ingresa 3.850 euros.

Etiquetas
Publicado el
26 de julio de 2021 - 09:40 h