El podio de la discordia: la polémica de la Media

Esther Hidalgo y Lozano de Pedro, con sus trofeos | ÁLEX GALLEGOS
Siete días después de la carrera de los récords, la organización de la prueba cordobesa lidia con la denuncia de la ganadora, Esther Hidalgo, y las dudas sobre la identidad del vencedor masculino

Hace una semana, las calles de Córdoba eran invadidas por miles de corredores en una Media Maratón con récord de participantes. Aquella mañana de domingo dejó incendios que aún no se han apagado y que corren el riesgo de avivarse. Otro récord, pero de dudas y sospechas, se vive ahora en el seno del Instituto Municipal de Deportes (IMDECO), organizador de la carrera. El primer episodio polémico se centra en la identidad el ganador masculino: ¿Fue Álvaro o Alberto Lozano? El segundo, en la denuncia realizada por la vencedora femenina, Esther Hidalgo, que reclama una parte del premio -viaje, estancia y gastos en la Maratón de Córdoba (Argentina)- que se reflejaba en las bases iniciales de la carrera.

El caso del ganador masculino se destapó con comentarios en las redes sociales y una información del digital deportivo Cordobadeporte.com, que desveló los pormenores de una situación que causó revuelo en los círculos atléticos. ¿Quién ganó? ¿Álvaro o Alberto? El dorsal fue adquirido por el segundo, pero lo lució el primero cuando cruzó el Arco del Triunfo con una marca de 1:06.10, que mejoraba en tres minutos su mejor registro personal (1:09.29). El crono estaba por debajo del tiemppo más destacado (1:05.51) de su hermano Alberto, que acaba de terminar -lo ha hecho el 28 de agosto- una sanción de dos años por dopaje. La organización ha indicado que unos días antes de la carrera se comunicó a la Federación el cambio de corredor, manteniendo el dorsal, por lo que había constancia y la victoria es legal. Otros participantes -más de 200- intervinieron con dorsales ajenos -prestados e incluso comprados en reventa- sin comunicarlo a través del IMDECO, que es quien tramita esas gestiones con la FAA. Si el madrileño Álvaro Lozano De Pedro hizo el carrerón de su vida o si su hermano Alberto fue el que, una vez cumplida su sanción por uso de EPO, decidió reaparecer es algo que aún no está claro. Ni siquiera se puede dilucidar por las fotos. Son gemelos. “Cuando te juegas la victoria, la marca da un poco igual”, dijo el atleta del equipo AD Marathon en la llegada. Un expediente X para la Media.

La controversia de la carrera femenina se destapó en El Día de Córdoba a través de una denuncia de la vencedora, la granadina Esther Hidalgo, que reclama que le sea entregado un premio que constaba en las bases: la participación, con todos los gastos pagados, en la Maratón de Córdoba (Argentina). Esa recompensa, sin embargo, estaba estipulada para la edición de 2014 con motivo del trigésimo aniversario de la carrera. Que apareciera en las bases de 2015 fue un error, como puede comprobarse por el hecho de que el IMDECO, organismo que preside Antonio Rojas, la retirara de la publicidad de la Media dos semanas antes de la celebración cuando se percató de la circunstancia. Sin embargo, hubo corredores -entre ellos Esther Hidalgo- que acudieron a Córdoba con ese incentivo y desconocían que el premio se hubiera suprimido o fuera publicado inicialmente por error. La atleta granadina del club Cuevas de Nerja espera una respuesta. La Media Maratón de Córdoba aún no ha terminado para el IMDECO.

Etiquetas
stats