“Tras perder con el Almería dejamos de ser un equipo”

Deivid, en comparecencia de prensa. | CÓRDOBA CF
El canario Deivid no da por segura su continuidad en el Córdoba: “Si el presidente decide que me vaya, da igual el contrato” | “Hemos tirado un año a la basura”, asegura

De lo que pudo ser y no fue, de la oportunidad perdida y de cómo debe de ser el futuro próximo. De todos estos asuntos, así como de muchos otros, habló este martes en la sala de prensa de El Arcángel Deivid en una comparecencia ante los medios que fue más que interesante. El canario también analizó su situación dentro del Córdoba de cara a la próxima campaña, toda vez que es uno de los futbolistas con contrato en vigor. Aunque eso, no quiere significar nada. “Los contratos en principio están para cumplirlos, pero el club a día de hoy no ha comunicado nada, ni a mí ni a nadie. Me imagino que estarán buscando entrenador y a partir de ahí se hará el proyecto de la temporada que viene”, apuntó de entrada en relación a su continuidad en el equipo, algo que después recordó “depende de tantas cosas”. “Estoy bien en el Córdoba, pero depende del proyecto, de cómo se haga, de quién esté. No se sabe nada. Cuando el club proponga el proyecto, veré si me gusta o no”, expuso posteriormente antes de zanjar el tema: “Si el presidente decide que me vaya, da igual el contrato”. Lo cierto es que la plantilla está a la espera para ver “con quién cuentan y con quién no” dentro de la lista de jugadores que mantienen vinculación.

Precisamente de cara a la próxima temporada, Deivid fue claro a la hora de asegurar que habrá que “intentar aprender todos” de los errores cometidos para que “el año que viene se hagan las cosas como se tienen que hacer”. “La única manera de volver a lograr el objetivo es haciendo las cosas bien y poniendo un proyecto ilusionante sobre la mesa, que hagamos las cosas bien desde el principio”, explicó al respecto. Porque para el canario no existe vuelta de hoja en relación a la campaña que termina: “Es momento de que cada uno asuma sus culpas”. “Los jugadores tenemos la mayor parte, pero está claro que las cosas no se han hecho bien, desde arriba tampoco”, indicó. Así las cosas, sobre el curso que concluirá en Éibar, afirmó que se ha dejado escapar una ocasión de oro de continuar en la máxima categoría. “Después de tanto tiempo esperando la oportunidad de estar en Primera, hemos tirado un año a la basura. Con lo que cuesta conseguir el objetivo”, aseguró en ese sentido.

En cuanto a la marcha del conjunto blanquiverde en la presente temporada, Deivid entendió que el principio del fin, es decir, que cuando comenzó el camino sin retorno a Segunda A, fue tras el encuentro ante el Almería en El Arcángel. “Lo tengo claro. Y no por la sensación del equipo, sino por muchas cosas que han pasado. En ese partido empezamos a no ser un equipo”, indicó para concluir que desde entonces el cuadro califal “tenía mala pinta”. Pero, ¿qué ha podido suceder para que todo haya resultado tan negativo? “Ha sido un año muy difícil. Ha habido trabas prácticamente desde la pretemporada y luego problemas extradeportivos que han salido en muchos sitios. Los cambios de entrenador por supuesto que influyen”, declaró antes de finalizar que “ha sido muy difícil convivir con todo eso”. También con lo sucedido en Granada y después en el vestuario, donde tuvo un desencuentro con algún que otro compañero. “Es cierto que ese día discutí y ahí quedó, al día siguiente lo arreglamos”, admitió para agregar que no citaría nombres, pues “para eso hay dos directores deportivos y un presidente”.

Tampoco pasó por alto el hecho de que la temporada haya resultado frustrante y decepcionante, dada la ilusión inicial. “Hay que intentar olvidar lo antes posible este año, de principio a fin. Un año que se presuponía para disfrutar se está haciendo cada vez más largo”, señaló después de asegurar que la plantilla afronta el final de curso “pasando los días”, algo que además sucede “hace tiempo”. Con todo, apuntó que no queda otra que “intentar terminar lo más dignamente posible”. Sobre la afición, destacó que “se ha portado de diez”, pues “en otros casos y en otros clubes ya se ha visto lo que ha pasado”. “Aquí, exceptuando un día, el resto nos han respetado y se han comportado. Poco hay que decirles, salvo que el año que viene vamos a intentar de nuevo devolver al equipo a Primera otra vez”, concluyó.

Etiquetas
stats