¿Quién pegó a un árbitro de 15 años en Fátima?

El joven colegiado que denunció la agresión durante un partido de alevines identificará al autor en un careo en la Federación Cordobesa de Fútbol

El bochornoso episodio de violencia que se vivió este domingo en el campo de la barriada de Fátima se prepara para vivir capítulos turbulentos. El joven árbitro G.A.C., de sólo 15 años, denunció una agresión durante el transcurso del partido de la cuarta categoría alevín entre el Salvador Allende y el Calahorra por parte del entrenador de este último equipo, identificado en el acta con las iniciales F. J. A. P. Sin embargo, éstas no se corresponden con el responsable técnico de este equipo, que ni siquiera se encontraba presente en la instalación, según confirma el presidente de la Federación Cordobesa de Fútbol, José Santiago Murillo. Se trataría, por tanto, de un caso sancionable de suplantación de personalidad al incluir con una ficha a otra persona que, al parecer, podría ser el presidente del club. Ante lo confuso de la situación, se producirá un careo en las intalaciones de la Federación Cordobesa de Fútbol para esclarecer la identidad del autor de la agresión denunciada por el árbitro. “Tenemos que llegar a una solución cuanto antes y atajar de manera radical este caso, que es una auténtica vergüenza para el fútbol”, declara Santiago Murillo, quien anuncia que el organismo que preside se personará en la acusación “porque todos tenemos que unirnos para erradicar esta lacra”.

El árbitro agredido ha formalizado la denuncia en la Comisaría, un trámite que no pudo hacer en la noche del domingo, horas después del incidente, por ser menor de edad y necesitar la compañía de un familiar. El delegado en Córdoba del Colegio de Árbitros, Pedro Benítez Lara, y el representante legal del chico le respaldaron en el momento de interponer la denuncia. La vía deportiva está ya en curso. Este martes se reunirá el Comité de Competición, que abrirá una investigación que tendrá como primer y básico punto un careo para determinar la identidad del autor de los hechos. En la sede de la FAF en Córdoba se citará a los dos delegados, dos entrenadores y dos presidentes de los clubes Salvador Allende y Calahorra, quienes testificarán junto al árbitro y en presencia del presidente del Comité de Competición, Sergio Sánchez, y del secretario de la FAF, Manuel Rodríguez.

Precisamente el nombre de este directivo de la Federación sale a relucir en el acta del partido, ya que según redactó el árbitro, su agresor le llegó a decir: “A mí nadie me llama la atención. ¿Sabes quién soy? Soy el sobrino de Rodri. No sabes el lío en el que te estás metiendo, te van a expulsar de la Federación de Árbitros”. “Eso es mentira. No es familiar. Ya hay muchos que se han aprendido esa cantinela para presionar, pero es una falsedad absoluta”, recalca Santiago Murillo, quien asegura que ya ha hablado con el presidente andaluz, Eduardo Herrera, para que el caso se resuelva “lo antes posible y con una sanción ejemplar”. El Comité de Competición, una vez realizado el careo, tendrá de plazo hasta el próximo martes 23 de diciembre para hacer pública la sanción. El Calahorra CF, club implicado en los hechos, no se ha pronunciado sobre los hechos en el partido de alevines, aunque un representante de la entidad ha mantenido algunos contactos con la Federación relatando una versión de los hechos muy alejada a la que expresa el árbitro en el acta del partido.

Etiquetas
stats