Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Una odisea en el 'Calcio' para el fútbol sala cordobés

.

Cristian López

0

Los efectos colaterales del coronavirus siguen afectando al deporte cordobés más allá de las fronteras españolas. Esa es la situación que han vivido una serie de futbolistas de la provincia que compiten el presente curso entre las dos principales categorías del fútbol sala italiano. Hace unos días que el deporte dejó de tener importancia, con el único fin de preservar la salud de los principales actores de las diversas disciplinas. Es por ello que el Gobierno transalpino decretó suspender todos los eventos deportivos en todo el país de manera temporal y hasta el próximo 3 de abril. Es entonces cuando surgió la incertidumbre para los deportistas, entre los que se encuentran varios jugadores nacidos en Córdoba.

El mensaje es tranquilizador por parte de todos ellos, aunque es innegable la absoluta odisea que han tenido que vivir hasta permanecer en completa tranquilidad. Casi todos. Unos ya se encuentran en España junto a sus familias, mientras que otros siguen valorando opciones para tomar el billete de vuelta. Al menos, hasta que la situación se normalice. Sin competición no tiene sentido permanecer lejos de su hogar. Es el caso del espejeño Cristóbal Gracia, ex jugador del Córdoba Futsal y que este verano regresó al fútbol sala italiano rumbo al Virtus Rutugliano de la serie A2. El futbolista, en declaraciones a CORDÓPOLIS, indica que “llegué a España el lunes”, ya que “me llamó el presidente por la mañana y me puso la facilidad de volver a España ese mismo día para estar con la familia, antes de que se complicara más por mi zona y tuviera complicaciones para volver”.

En concreto, el ala de Espejo se encontraba en la zona del Putignano, en la provincia de Bari, al sur del país. En este sentido admite que “en la zona donde yo estoy, ahora mismo está tranquila”, aunque “como jugamos a nivel nacional, nos perjudica a todo el país para un buen fin”. A nivel personal “me encuentro muy bien, este año me están saliendo las cosas bien, tenemos el equipo en play off y en la lucha por la liga y ojalá podamos terminarla”. Sin embargo, “hasta el 3 de abril no hay competición, nos prohíben entrenar hasta dicha fecha y el club pues ha tomado las medidas obligatorias y nosotros también”, zanja Cristóbal.

En situación similar se encuentra otro ex blanquiverde como Sergio Rodríguez Keko, quien se marchó en el mercado invernal al ASD CDM Futsal Génova, equipo perteneciente a la Serie A, la máxima división italiana. En su caso recalca que “en Italia llevábamos más tiempo con el boom de esta noticia”, cuando “en España llevaba apenas una semana. Lo sabíamos y no nos ha sorprendido la suspensión momentánea de la liga”, ya que “en mi opinión, es lo mejor para todo el mundo”. De hecho, el jugador dice que “desde Génova se veía todo muy cerca, lo sorprendente es que no se diera ningún caso en la ciudad donde vivo. Desde el club siempre nos recomendaron tomar las medidas que se iban publicando, sobre todo, lavarse mucho las manos. Suspendimos varios entrenos, y en esta última semana estaban adelantando ya que iban a cerrar pabellones y posiblemente el Calcio parara durante unas semanas”. Y así ha sido.

El de Luque regresó, junto a su compañero de equipo Juan Pérez, natural de Santaella, puesto que “Génova no tenía ningún caso de virus y todos los compañeros del equipo decidimos volver tranquilos a nuestras casas la semana pasada”, después de que el club “nos diera permiso hasta que todo se aclarase”. En su caso particular subraya que se encuentra “perfectamente y estoy siguiendo las medidas aquí en casa también. Nunca tuve un síntoma del virus y lo primero que quise al entrar en España era hacerme la prueba para estar tranquilo, pero si no tenías síntomas no te la podían hacer. Estoy haciendo vida normal, sin dejar de tomar las precauciones que nos aconsejan a todos”.

El caso de David Sánchez Boyos es más complicado, después de publicarse la prohibición de todos los vuelos directos desde Italia hacia España. El menciano, actual jugador del Signor Prestito de la Primera División, también al sur del país, explica que “mi situación actual es un poco difícil”, debido a que “el club nos ha comunicado en la mañana de hoy (por el martes), y tras tener una reunión después de que la federación suspendiese la liga hasta, al menos, el 3 de abril, que podíamos volver a casa y, durante este tiempo, nos irían informando de cómo irían las cosas”. Sin embargo, el problema está en el cierre de dichos viajes, por lo que “no sabemos cómo haremos para volver”.

No obstante, pese al nerviosismo genérico, el de Doña Mencía indica que “donde yo estoy es todo muy normal” y “a nivel personal me encuentro bien y, junto con el club, estamos viendo la forma de cómo volver a España hasta que pase todo esto”.

Finalmente, otro que permanece en Italia es Christian Ortiz, que milita en el Imolese 1919, club con sede cerca de Bolonia. El cordobés explica que “el club nos ha dado la posibilidad de volver a casa, pero no creo que sea lo más aconsejable ahora mismo, ya que posiblemente deberíamos pasar una serie de controles médicos y, posiblemente, estar en cuarentena. España, seguramente, irá pasando lo que nosotros estamos viviendo aquí y, como he dicho antes, creo que ahora lo mas importante es ser responsables y colaborar para que los contagios vayan cada vez a menos como está pasando en China”. Por tanto, el jugador está “muy tranquilo”, ya que “la situación es tranquila en mi ciudad, pues aún no se ha registrado ningún caso. De momento, la gente hace vida casi normal, pero sí que hay una serie de normas que tenemos que respetar”.

Etiquetas
stats