Continúan los movimientos en los clubes de Tercera RFEF

Marcos Pérez, en un partido del Ciudad de Lucena

Con calma pero sin perder tiempo. Prosigue el trabajo de confección de sus plantillas en los clubes cordobeses de Tercera RFEF. Tanto es así que la actividad reciente es incesante en este ámbito, en que sólo falta el primer pronunciamiento del Córdoba en relación a su equipo dependiente -normalmente llamado filial-. Los movimientos se dan incluso en fin de semana, esta vez en forma de dos renovaciones y una baja. El primer capítulo lo protagonizan el Ciudad de Lucena y el Salerm Puente Genil, que anuncian las prolongaciones de sus vínculos de Marcos Pérez y Jesús Núñez, respectivamente. Mientras, es el Pozoblanco quien informa de una salida: Miguel Cancelo abandona la disciplina blanquilla “por decisión propia”.

La entidad que más ha intervenido hasta la fecha es, con gran diferencia, el Salerm, ya que en apenas unos días ha oficializado dos bajas y hasta cuatro renovaciones. En el último apartado se produjo precisamente la novedad de fin de semana pues el sábado el club de Puente Genil comunicó la continuidad de Jesús Núñez. “Casta y coraje para el eje de la zaga. El astigitano se queda en el Polinario”, resaltó el cuadro rojinegro en redes sociales. De esta forma, el veterano defensa va a seguir una campaña más a las órdenes de Diego Caro. Con 33 años y una amplia trayectoria en la que militó también en el Montalbeño, el Montilla y el Ciudad de Lucena en la provincia, va a cumplir así su segundo curso en el Manuel Polinario Poli. Se suma, por cierto, a Edu Chía, Cristian Agredano y Salva Vegas, que sellaron su prolongación de contrato un día antes. Por el contrario, no siguen Álvaro García y Manolo Cano.

En el plano de las renovaciones ha actuado únicamente hasta el momento el Ciudad de Lucena. Tras sellar la continuidad de Dimas y David Carrasco como entrenadores, el club aracelitano hizo lo propio también con Álvaro Pérez. A éste añadió la entidad al veterano Marcos Pérez, sobre el que apuntó en redes sociales, el sábado igualmente, que “vestirá de nuevo la casaca lucentina”. Así, el conjunto celeste asegura una pieza de gran relevancia en su esquema desde que retornó el pasado curso. La 2021-22 va a ser la segunda temporada consecutiva del lateral derecho, de 31 años, quien ya con anterioridad formó parte del cuadro de la Subbética. E incluso compitió con el extinto Lucena CF, lo que demuestra su ligazón con los proyectos de su localidad natal.

Por último, ya entrada la tarde del sábado, el Pozoblanco dio inicio a la configuración de su plantilla con una baja. La entidad había cerrado días antes la contratación de Antonio Jesús Cobos como entrenador, toda vez que Emilio Fajardo definitivamente no seguía -firmó con el Xerez CD-. Después el turno fue para el anuncio de la salida de Miguel Cancelo, que hizo en redes sociales. “No continuará como jugador de nuestro primer equipo la próxima temporada por decisión propia”, precisó. “Desde nuestro club agradecemos su compromiso durante esta temporada y le deseamos mucha suerte en el futuro, tanto personal como deportivamente”, añadió el conjunto blanquillo.

A todo esto, durante esta semana hubo otro movimiento. Éste no fue oficial por parte de su club pero sí anunciado por el propio futbolista. Víctor Morillo informó de su adiós al Ciudad de Lucena, del que fue puntal en la 2020-21. “Toca cerrar mi etapa como jugador del Ciudad de Lucena y quiero agradecer al club, entrenadores y directivos la confianza que me mostraron desde el primer día”, expresó el interior natural de Osuna. “Para mí ha sido un orgullo defender este escudo. Estuvimos muy cerca de conseguir el objetivo y no tengo duda de que lo conseguiremos pronto”, prosiguió en su mensaje. “Ha sido un año muy especial para mí, que nunca olvidaré. Eternamente agradecido. Espero volver a vernos pronto”, concluyó el sevillano.

Etiquetas
Publicado el
20 de junio de 2021 - 12:04 h