Roberto Ramírez: "No me va a temblar el pulso a la hora de tomar decisiones"

Roberto Ramírez, en su estreno al frente del Córdoba Femenino.

Hay un nuevo sheriff en el lugar. Después de que ayer fuera anunciada la marcha de Ariel Montenegro como técnico del Córdoba Femenino tras no clasificar a la fase de ascenso, llega una cara nueva al banquillo cordobesista. Se trata de Roberto Ramírez, entrenador cordobés con experiencia previa en categorías del fútbol base femenino que intentará salvar la temporada y construir un proyecto estable a partir de la permanencia en Reto Iberdrola. Por delante, le restan 10 partidos en la fase de salvación en la segunda categoría del fútbol femenino español. "Estoy feliz y como un niño con zapatos nuevos. (Quiero) aportar mi granito de arena, que espero que sea mucho, y conseguir el objetivo, que va a ser importante", aseguró en su primera comparecencia ante los medios como preparador del Córdoba Femenino.

Tras un día ajetreado con conversaciones diversas con los diferentes estamentos del Córdoba CF, tanto dirección deportiva como con Javier González Calvo, Roberto Ramírez expresó que "vengo con una ambición terrible y espero poder seguir muchísimos años, que será buena señal". Por el momento, el entrenador cordobés, que conoce a algunas jugadoras por su paso por la selección cordobesa sub17, tendrá el objetivo de permanecer en Reto Iberdrola tras no poder luchar en la fase de ascenso, hecho a partir del cual esgrimió posibles causas. "Creo que no eran problemas futbolísticos, eran un poco más de otra índole. De todo, socioculturales, hay niñas de fuera, no se ha dado con la tecla. Estaban tocadas anímicamente y ya lo último -la goleada 4-1 ante el Granadilla Tenerife B- ha sido el colofón. Mi primera labor va a ser quitarles esa carga, esa losa que tienen encima, no echármela a mí tampoco pero echarla fuera, y sacarles todo el fútbol que tienen, que es muchísimo", explicó Ramírez, a lo que añadió, como crítica constructiva, que "este grupo tiene que dar de sí una barbaridad, este equipo está concebido para hacer cosas grandes. Se ha entrado en dinámicas negativas, no han sabido asimilarlo, no se ha revertido la situación y por eso ha sido el cambio. Aquí estoy para ayudar en lo que pueda, que espero que sea mucho".

A pesar del peso lógico de lo anímico en una debacle en clave cordobesista como la ya sucedida, lo futbolístico debe, a su juicio, dar cambios de peso a partir de ahora y que no se vieron en la primera parte de la temporada. "El fútbol se juega con balón, se juega sin balón, haciendo repliegues haciendo desmarques...muchas cosas que no se han visto reflejadas. No me voy a parar a mirar atrás pero, evidentemente, una vez que levantes el ánimo, no se gana. Hay que hacer propuestas futbolísticas y para eso estoy yo. Aquí hay niñas que han enamorado en pretemporada, que se ha visto que han competido con un Betis (en Copa Andalucía) y han llegado aquí y han perdido con el último. Eso no puede ser", desarrolló Roberto Ramírez, que vio en pequeños detalles tácticos y de posicionamiento los principales causantes del mal funcionamiento del equipo. El entrenador del equipo califa manifestó que "la jugadora que tiene que realizar determinadas acciones en el campo las ha hecho equivocadamente. He visto mucho intercambio de roles y de papeles; es como si a la portera la pongo de delantera. Si tú a una jugadora como María Avilés o Cintia les pides una cosa y te la hacen pero está equivocada, hay que corregirlas. Esa es mi labor. Les he tendido mi mano".

Eso sí, teniendo en cuenta su experiencia en el fútbol femenino, tiene claro que ni experiencias ni roles pasados pesarán a la hora de conformar el once, para el que baraja dos posibles sistemas de juego. Ramírez afirmó con honestidad que "a mí no me va a temblar el pulso a la hora de tomar decisiones. Va a jugar la que se lo merezca y la que haga todo por esa camiseta que tienen. Es una entidad muy grande y no sólo vengo aquí de tránsito a 10 partidos, sino que vengo a un proyecto ilusionante (para) que crezcamos como equipo, como cuerpo técnico, como medios de comunicación y como masa social". Sobre las jugadoras, que serán las mismas que no consiguieron el objetivo de meterse entre los cuatro primeros, "tienen que poner cosas en el campo, son a las que se les paga. Ha venido bien el parón para conocerlas pero yo lo que quiero es competir. Yo no hablo de sistemas de juego, hablo de ganar partidos. Ganar los partidos es una metodología, los sistemas están en los libros", apostilló un Roberto Ramírez que buscará estabilidad en el grupo y, sobre todo, mejorar el rendimiento y eliminar la montaña rusa de sensaciones que ha sido el Córdoba Femenino a lo largo de la temporada.

Etiquetas
Publicado el
5 de marzo de 2021 - 11:30 h
stats