El Pozoalbense mueve sus fichas

La jugadoras del Pozoalbense, en imagen de archivo, celebran un gol

Una abultada planificación debido a las salidas. Tras la gran temporada cosechada, el Pozoalbense ha acaparado las miradas de todo el mercado de la Reto Iberdrola, siendo uno de los equipos que más bajas tendrá de toda esta categoría. Después de conocer que Ariel Montenegro ha sido el técnico designado para sustituir a Manuel Fernández al frente de la primera plantilla cordobesa, la entidad natural de Pozoblanco ha comenzado su particular confección del plantel que intentará salvar esta división, aunque para ello ha tenido que comunicar qué jugadoras no continuarán defendiendo esta camiseta para la próxima temporada en una segunda máxima categoría del fútbol femenino que sufrirá una reorganización y que se considera vital para las aspiraciones de todos los planteles que compiten en ella. Por ello, el club ha confirmado que 17 futbolistas no estarán bajo las órdenes del entrenador argentino para la siguiente campaña.

Ésta temporada debe ser muy importante para los clubes que compitan en la Reto Iberdrola debido al cambio de formato propuesto por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Así, los equipos ya están confeccionando sus planteles de cara a esta campaña y al Pozoalbense le queda un duro trabajo por delante. Tanto es así que la entidad cordobesa ha anunciado, primeramente, un total de 17 de jugadoras que no seguirán vistiendo su elástica para el próximo curso. De hecho, Ana de Murga, Tochukwu, Laura Vázquez, Yerenis, Patri Díaz, Rocío, Loba, Sara, Sana Guermazi, Felicité, Evelyn, Ayaka Noguchi, Farlyn, Ali Muñoz, María Marín, Bruna y Naomi no estarán bajo las órdenes de Ariel Montenegro durante la siguiente pretemporada que comenzará, a no muy tardar, entre el mes de julio y principios de agosto.

Asimismo, no todo iban a ser despedidas, ya que una pieza angular del proyecto sí que ha sido confirmada para el próximo año. En efecto, el Pozoblanco ha comunicado también que su capitana Victoria Arévalo volverá a vestir la camiseta del plantel blanquillo otra temporada más, de nuevo con objetivos ambiciosos para la segunda categoría estatal.

Por su parte, la RFEF ha decidido que, tras lo ocurrido con la pandemia y la sección masculina, era necesario una reestructuración del fútbol femenino. De hecho, el organismo federativo cree oportuno que exista una nueva división entre la Liga Iberdrola y la Reto Iberdrola, por lo que la configuración de este ámbito será muy parecida a la que ya existe en el sector de los hombres. Gracias a esto, en la segunda máxima categoría de este deporte habrá un total de 18 descensos esta temporada, convirtiendo así este año en vital para las aspiraciones de unos equipos cordobeses que tienen que planificar su próximo curso de la mejor manera con el objetivo de conseguir una plaza en la nueva Primera RFEF.

Etiquetas
Publicado el
9 de julio de 2021 - 12:10 h
stats